MÉXICO, DF 12-Feb .- Si este 14 de febrero, día del amor y de la amistad, está solo... hay sitios de Internet que le ayudan a conseguir pareja hasta por un costo de 4 mil 900 pesos.

Las exigencias cada vez mayores del mercado laboral hacen que los ejecutivos, gerentes y empresarios dejen su vida social por estar hasta altas horas de la noche resolviendo situaciones de trabajo.

Es esta la oportunidad que vio Marco de la Cruz y que convirtió en un negocio de de Internet llamado Seis Grados.

Seisgrados.com.mx cuenta con más de 4 mil 600 miembros activos en las tres principales ciudades del País, 2 mil 800 en la Ciudad de México, que promete encontrar a alguien compatible con el perfil que es entregado a la empresa.

Dicho perfil es tratado con absoluta discreción por tratarse de personas con un alto poder adquisitivo.

En el esquema de la empresa está Marco de la Cruz como CEO, Joselyn Gil como directora general y en cada una de las sedes de Guadalajara, México y Monterrey tres head-hunters sociales y entre 3 y 5 coordinadores de relaciones públicas.

Gil, explicó que el término head-hunter social lo tienen patentado y su función es hacer las entrevistas con los socios y buscar perfiles similares, de acuerdo con aptitudes y gustos.

Hay dos tipos de membresías la de tres grados y la de seis grados.

La primera incluye tres encuentros, una asesoría de imagen y comunicación y una entrevista con una head-hunter social, por un costo de 2 mil 900 pesos.


Advertisement

La de seis grados incluye lo mismo pero son seis encuentros, un boleto para la fiesta de Seis Grados y una retroalimentación de fortalezas y debilidades con un costo de 4 mil 900 pesos.

El proceso es el siguiente: se entrega un perfil, si este tiene coincidencias con las base de datos el candidato asiste con una head hunter social para que le hagan una entrevista.

Posteriormente le indican la hora y la fecha donde conocerá a su cita, terminada ésta ambos dan retroalimentación del otro y luego se le presenta a su segunda cita.

Si alguien ya no quiere conocer a nadie entonces puede suspender su membresía y reactivarla posteriormente.

Mariana, por ejemplo, cuyo nombre ha sido cambiado por petición de la empresa, pidió que suspendiera su membresía, es decir que ya no le presentaran a nadie ya que Federico le encantó.

El mismo Federico confirmó lo propio a Seis Grados: que la química funcionó, que el físico le agradó y que le gustaría volver a ver a Mariana. Sin embargo, el no pidió que suspendieran su membresía.

"Nosotros lo que hacemos no es cambiar las personalidades o decirle a la otra persona que alguien está mintiendo o sigue conociendo gente, sólo los presentamos y nos aseguramos de que muestren lo mejor de ellos", aseguró Gil, directora general.