Un operador trabaja en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York, el miércoles 2 de enero de 2013. (Foto AP/Seth Wenig)
Un operador trabaja en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York, el miércoles 2 de enero de 2013. (Foto AP/Seth Wenig) (Associated Press)
NUEVA YORK (AP) El acuerdo logrado en Washington para evitar el "precipicio fiscal", con todo y su caos, polémicas y preguntas sin resolver, fue suficiente para inyectarle frenesí a las bolsas de Nueva York el miércoles, el primer día de operaciones del Año Nuevo.

El índice industrial Dow Jones cerró con un avance de más de 300 puntos en la primera sesión bursátil de 2013, luego de que el Congreso estadounidense aprobó de último momento un proyecto presupuestal que evitó alzas impositivas generalizadas y varias reducciones en los gastos gubernamentales.

El Dow avanzó 308 puntos (2,4, su mayor ganancia desde diciembre de 2011, y cerró en 13.412,55 unidades. El principal indicador del comportamiento de la Bolsa de Valores de Nueva York registro enormes ganancias durante el día, repuntando más de 200 puntos minutos después del inicio de la sesión y subiendo aún más en la última media hora de comercio.

El Dow cerró apenas 5% debajo de su cierre récord, de octubre de 2007. El índice Russell 2000, el cual rastrea a las compañías más pequeñas que cotizan en bolsa, registró el cierre más alto en su historia.

El índice Standard & Poor's subió 36,23 puntos (2,5 para acabar en 1.462,42. El compuesto Nasdaq subió 92,75 puntos (3,1%) para cerrar en 3.112,26.

El optimismo se multiplicó en todo el planeta, repuntando los índices bursátiles en Europa y Asia. El indicador británico FTSE 100 cerró arriba del nivel de 6.000 puntos por primera vez desde julio de 2011.

En Estados Unidos las ganancias fueron generalizadas. Diez acciones subieron por cada una que retrocedió en la Bolsa de Valores de Nueva York. Las acciones de las empresas tecnológicas y los bancos tuvieron las ganancias más fuertes.

El volumen de operaciones fue mayor del promedio reciente, al registrar 4.100 millones de acciones.

Los precios de los bonos del Tesoro cayeron agudamente mientras inversionistas retiraban dinero de inversiones consideradas como puertos seguros. El rendimiento del bono a 10 años, el cual se mueve en sentido contrario a su precio, subió fuertemente a 1,84%, de 1,75% del cierre previo.

A pesar de la euforia, muchos inversionistas permanecieron cautos. El acuerdo alcanzado por los políticos simplemente pospone el ajuste presupuestal del país, dijeron, en lugar de evitarlo.

"Las negociaciones en Washington me recuerdan la canción de los Beach Boys que dice 'nos divertiremos, hasta que su papá nos quite el auto''', escribió en una nota a sus clientes Jack Ablin, jefe de inversión de BMO Private Bank en Chicago.

"Nada se resolvió", agregó T. Doug Dale, director de inversión de Security Ballew Wealth Management en Jackson, Misisipí.

Según estos y otros analistas de mercado, los inversionistas celebraron el miércoles no porque amen el acuerdo presupuestal, que fue improvisado, sino simplemente porque estaban agradecidos de que se haya llegado a un compromiso, cualquiera que haya sido.

"La mayoría de la gente cree que hubiera sido peor no tener un acuerdo que tener uno malo", dijo Mark Lehmann, presidente de JMP Securities en San Francisco.

En Europa, el FTSE 100 de las empresas británicas más capitalizadas avanzó 2,2% para quedar en 6.027,37 puntos. El índice CAC-40 de la Bolsa de París subió 2,6% a 3.733,93 y el índice alemán DAX avanzó 2,2%, para cerrar en 7.778,68.