Vista del domo de la sede del Congreso de Estados Unidos, con la luna de fondo, en Washington, el domingo 30 de diciembre de 2012. Los legisladores
Vista del domo de la sede del Congreso de Estados Unidos, con la luna de fondo, en Washington, el domingo 30 de diciembre de 2012. Los legisladores negocian a contrarreloj un acuerdo presupuestal. (Foto AP/J. David Ake) (Associated Press)
WASHINGTON (AP) Los contornos de un acuerdo presupuestal que evite que suban los impuestos y se recorte el gasto público, una combinación que ha sido denominada "precipicio fiscal", se están definiendo el lunes, dijeron fuentes cercanas con las negociaciones.

Gente familiarizada con las discusiones dijo que los demócratas y los republicanos han acordado elevar los impuestos para las familias que ganen hasta 450.000 dólares al año, incrementar el gravamen a las herencias y extender un año el subsidio a los que llevan meses desempleados.

Pero mientras el plazo de medianoche se agota rápido, ambas partes están paralizadas sobre cómo manejar el recorte de gastos generalizado que entrará en vigor el 1 de enero y cómo compensarlo con ingresos no especificados.

Los funcionarios enfatizaron que las negociaciones continuaban y que el acuerdo en formación no era el definitivo.

El acuerdo en el que se trabaja podría reinstaurar la tasa de 39,6% al impuesto sobre la renta en familias que ganen más de 450.000 dólares anuales, el mismo nivel que tenían con el ex presidente Bill Clinton. El presidente Barack Obama quería originalmente subir esa tasa a las familias que ganaran más de 250.000 dólares anuales y los individuos con ingresos superiores a 200.000.

Además, elevaría la tasa tributaria de 35 a 40% a las herencias con valor superior a 5 millones de dólares.

Un representante republicano enterado de las negociaciones confirmó los detalles descritos a The Associated Press.


Advertisement

Cualquier acuerdo general también es probable que incluya una cláusula que evite un aumento de la leche el próximo año y evite que se recorten en 27% los honorarios de los médicos que atienden a pacientes del programa gubernamental de asistencia médica para los ancianos Medicare.

A menos que se llegue a un acuerdo y lo apruebe el Congreso para el inicio del 2013, entrarán en vigor incrementos de impuestos por más de 500.000 millones de dólares, y se recortarán gastos en diversos programas federales por 109.000 millones.

Las personas familiarizadas con las negociaciones hablaron con la condición de guardar el anonimato a fin de poder discutir negociaciones internas.