Delta Air Lines confirmó el martes que comprará casi la mitad de Virgin Atlantic por 360 millones de dólares, como parte de sus esfuerzos para alcanzar a sus rivales en el lucrativo mercado de viajes entre Nueva York y Londres.

Delta planea formar una empresa conjunta con Virgin Atlantic para que ambas puedan vender boletos para vuelos en las dos aerolíneas, compartir costos y ganancias y establecer calendarios de vuelos en formas que beneficien a las dos compañías. American Airlines tiene un acuerdo similar con British Airways.

Como Delta estaría fijando tarifas y calendarios en coordinación con una aerolínea con la que solía competir, dijo que necesitará la aprobación de las autoridades antimonopolios de Estados Unidos y de la Unión Europea para formar la empresa conjunta. Delta agregó, sin embargo, que la compra de acciones ocurrirá con o sin la aprobación regulatoria.

Delta dijo que busca que la empresa conjunta esté en operaciones para finales de 2013.

El acuerdo no añadiría vuelos entre Estados Unidos y Gran Bretaña, pero los viajes serían más fluidos. Los viajeros, por ejemplo, podrían comprar un boleto de avión desde Lansing, Michigan, volando con Delta, y conectar en Nueva York con un vuelo de Virgin Atlantic a Londres.

Los viajeros en Europa tendrían transiciones similares en vuelos de Delta a aeropuertos dentro de Estados Unidos. Delta dijo que los programas de viajeros frecuentes de ambas aerolíneas estarían vinculados.


Advertisement

Combinadas, Delta y Virgin Atlantic tienen 31 vuelos diarios en cada dirección entre Gran Bretaña y América del Norte, entre ellos nueve en cada dirección entre el aeropuerto internacional Heathrow en Londres, el John F. Kennedy en Nueva York y el Newark Liberty International en Nueva Jersey.

Por sí sola, Delta tiene solamente tres vuelos diarios directos de Nueva York a Heathrow. American y British Airways tienen 14 entre las dos.

La ruta Nueva York-Londres es una de las más transitadas del mundo en viajes de negocios.