BRASILIA (AP) Los presidentes del Mercosur discutirán el viernes en Brasil la consolidación de la entrada de Venezuela al bloque, así como la futura adhesión de Bolivia y Ecuador, mientras persiste la incertidumbre sobre la participación del presidente venezolano Hugo Chávez.

El subsecretario general para América del Sur de la cancillería brasileña, Antonio Simoes, dijo en conferencia de prensa que la cita de un día en Brasilia estará marcada por la expansión del bloque.

Adelantó también que es poco probable que el Mercosur discuta la situación de Paraguay, suspendido del bloque en junio tras la destitución del entonces presidente Fernando Lugo. El país, uno de los fundadores del Mercosur, debe permanecer marginado del bloque al menos hasta abril de 2013, cuando realice nuevas elecciones.

"No veo razón para discutirlo, porque hubo una decisión de suspender y las condiciones de la suspensión no fueron alteradas", comentó Simoes.

Con respecto a la participación de Chávez, quien se encuentra en Cuba en tratamiento médico, dijo no tener seguridad.

"Estamos aguardando indicaciones, pero normalmente las confirmaciones del presidente Chávez llegan al último momento, no es nada diferente de otras veces", indicó Simoes.

Dijo que está confirmada la presencia de los gobernantes de Argentina, Cristina Fernández; Uruguay, José Mujica; Bolivia, Evo Morales; Ecuador, Rafael Correa; Surinam, Desire Bouterse; el primer ministro de Guyana, Samuel Hinds, y la vicepresidenta de Perú, Marisol Espinoza.

Anticipó que en la cita presidencial del viernes se espera completar la adopción de Venezuela a la nomenclatura del Mercosur, que son los códigos para el comercio del bloque, un paso clave para su ingreso a la tarifa externa común del grupo, formado actualmente por Argentina, Brasil y Uruguay.

En cuanto a la adopción de la normativa del Mercosur, indicó que ese procedimiento es más lento porque son conceptos jurídicos que cada país debe incorporar de acuerdo con su legislación interna, por lo cual no estará listo para la plena incorporación de Venezuela en 2013.

El próximo año, Venezuela comenzará a contribuir financieramente con Mercosur, tanto con las cuotas para el funcionamiento del bloque como para el Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur, que financia proyectos de desarrollo en los países más atrasados, dijo el diplomático brasileño.

Simoes citó el interés manifiesto por los gobernantes de Bolivia y Ecuador por incorporar a sus países como miembros plenos del Mercosur, y anticipó que será tratado el jueves, cuando se reúnan los cancilleres del bloque, y el viernes en la cita presidencial. Descartó que la participación de esos países en la Comunidad Andina de Naciones sea incompatible con Mercosur.

También se discutirá un sistema de movilidad académica, que permitirá que universitarios de un país realicen estudios en otro del Mercosur. El tema comenzó a ser discutido por los ministros de educación del bloque y debe ser respaldado por los presidentes.

Tal sistema se inspiró en el programa Erasmus de la Unión Europea, que propicia el intercambio de estudiantes entre los países de esa agrupación, y que según Simoes "ayudó a crear una mentalidad europea" como la que se pretende para el grupo de países suramericanos.

Mercosur adoptó dos años atrás un Estatuto de la Ciudadanía, que contempla alcanzar la libre movilidad de personas entre los países sin necesidad de documento. Simoes dijo que ese tema aún está siendo negociado por los países miembros.