WASHINGTON (AP) Los estadounidenses redujeron sus gastos el mes pasado y no vieron crecer sus ingresos, en parte debido a los estragos causados por el huracán Sandy, lo que podría frenar el crecimiento económico en el último trimestre del año.

El Departamento de Comercio informó el viernes que el gasto consumidor bajó un 0,2% en octubre, frente al aumento del 0,8% en septiembre, la mayor contracción desde mayo.

Los ingresos quedaron estancados tras aumentar un modesto 0,4% en septiembre.

El gobierno dijo que las interrupciones del trabajo causadas por el huracán redujeron los jornales y salarios en unos 18.000 millones de dólares al ritmo anual. La tormenta afectó a 24 estados, especialmente en Nueva York y Nueva Jersey.

Los consumidores podrían haber frenado sus gastos ante la preocupación por el llamado "precipicio fiscal", el aumento automático de los impuestos y reducciones del gasto presupuestario que entrarán en vigencia el primero de enero si el Congreso y el presidente Barack Obama no logran un acuerdo antes de esa fecha.

"La mejora consiste en que tanto los ingresos como los gastos seguramente remontarán en noviembre, la amenaza subyacente es débil", afirmó el economista Paul Dales, de la firma Capital Economics.

Las estadísticas de un menor gasto consumidor sugieren que la economía crecerá más lentamente en el último trimestre. El gasto consumidor aporta casi el 70% de la actividad económica en Estados Unidos.


Advertisement

Dales pronosticó que el crecimiento caerá del 2,7% en el tercer trimestre al 1% en el cuarto, cifra demasiado insignificante para reducir el desempleo.

Incluso si se descuentan los efectos de Sandy, los ingresos habrían aumentado apenas un 0,1%. Tras el pago de los impuestos ajustados por la inflación, el descenso fue del 0,1% y el gasto ajustado por la inflación se contrajo un 0,3%, la mayor cifra en tres años.

El índice de ahorro subió levemente al 3,4% en octubre tras el pago de impuestos, frente al 3,3% en septiembre.