El jugador de Bayern Munich, Thomas Mueller, tercero desde la izquierda, festeja un gol contra Arsenal en la Liga de Campeones el martes, 19 de febrero de
El jugador de Bayern Munich, Thomas Mueller, tercero desde la izquierda, festeja un gol contra Arsenal en la Liga de Campeones el martes, 19 de febrero de 2013, en Londres. (AP Photo/Alastair Grant) (Associated Press)
LONDRES (AP) Bayern Munich se floreó ante la inoperancia de Arsenal y quedó con un pie adentro en los cuartos de final de la Liga de Campeones al llevarse el martes una victoria 3-1 en la cancha del equipo inglés.

Goles de Toni Kroos y Thomas Mueller en los primeros 21 minutos pusieron en ventaja al equipo alemán, perdedor de dos de las tres últimas finales del campeonato europeo. Mario Mandzukic selló la victoria en el Emirates Stadium al marcar el tercer tanto a los 77.

Arsenal amagó una remontada con el gol de Lukas Podolski, ex delantero de Bayern, a los 55.

El compromiso de ida por los octavos de final fue marcado por un claro dominio de Bayern, que debió haber ganado con un margen más abultado tras un desigual primer tiempo frente a un Arsenal demasiado frágil en su línea de fondo.

Con la soga en el cuello, Arsenal deberá ir a Munich para el partido de vuelta el 13 de marzo.

"No podemos tapar la realidad", dijo Arsene Wenger, el técnico de Arsenal. "Será muy complicado. Pero trataremos de hacer posible lo imposible".

Bayern confirmó con creces el excepcional momento que atraviesa, luego del trauma sufrido al perder por penales ante Chelsea en su estadio Allianz Arena en la final de la pasada edición. Los bávaros cabalgan al frente de la Bundesliga, con una ventaja de 15 puntos.

Su técnico Jupp Heynckes se vanagloria diciendo que este Bayern es el mejor equipo en la historia del equipo y lo demostró ante unos "Gunners" sumidos en la campaña más floja del ciclo de 17 años del asediado Wenger. La 'Champions' es el último frente de batalla que le queda a Arsenal para romper un ayuno de ocho temporadas sin levantar trofeos.

"Nuestro actual nivel es impresionante", dijo Heynckes. "Somos capaces de capitalizar el más mínimo error de nuestros rivales".

En defensa, Arsenal fue un auténtico colador. Sus centrales Per Mertesacker y Laurent Koscielny no inspiraron la mínima confianza. El primer gol fue culpa de un descuido de ambos al circular el balón frente al área. Tras un mal despeje de Koscielny, Mueller sirvió el centro para que Kroos definiera de volea desde 18 metros.

Otro fallo defensivo facilitó el segundo gol. Mueller nada más tuvo que empujar el balón, luego que el portero Wojciech Szczesny había rechazado un cabezazo de Daniel Van Buyten.

"No comenzamos bien, y eso ha sido un condicionante para nosotros esta temporada", dijo el mediocampista de Arsenal Jack Wilshere. "Quizá sea algo de nervios o ansiedad, porque demostramos lo que podemos hacer cuando jugamos".

Con el circuito conformado por Kroos, Javi Martínez y Bastian Schweinsteiger, Bayern fue amo y señor del mediocampo ante un adversario sin ideas e impreciso.

Los jugadores de Arsenal no pudieron esconder su fastidio al verse desbordados. Bacary Sagna y Mikel Arteta recibieron tarjetas amarillas por faltas innecesarias. En el costado de la cancha, Wenger se mostraba abatido.

Pero el arranque del segundo tiempo le sonrió a Arsenal cuando Podolski capitalizó el mejor momento del local. El delantero alemán se elevó sin oposición para peinar un tiro de esquina ejecutado por Jack Wilshere.

Bayern reaccionó y puso cifras definitivas cuando el croata Mandzukic recibió un centro rasante de Philipp Lahm y definió magistralmente ante la salida del arquero.

"Siempre hay una posibilidad. Iremos a su cancha y necesitamos hacer goles", dijo Wilshere. "Tenemos los jugadores para hacerlo, sólo tenemos que arrancar mejor".