A México le gusta ganar las Series del Caribe en su país cerca del amanecer... aunque les lleve más de siete horas para vencer en una Final.
A México le gusta ganar las Series del Caribe en su país cerca del amanecer... aunque les lleve más de siete horas para vencer en una Final. (Associated Press)
HERMOSILLO, Sonora 8-Feb .- A México le gusta ganar las Series del Caribe en su país cerca del amanecer... aunque les lleve más de siete horas para vencer en una Final.

Los Yaquis de Ciudad Obregón perdieron dos juegos ante República Dominicana en esta Serie del Caribe, pero en la Final los vencieron "dos veces", al superarlos esta madrugada en 18 innings, el equivalente a un par de partidos, con pizarra de 4-3 en un duelo más que inolvidable.

Hace 8 años, en el clásico caribeño del 2005 realizado en Mazatlán, México logró su primera corona en casa al vencer a República Dominicana en un encuentro que inició a las 8 de la noche y finalizó a las 3:20 horas

Un jonrón de Doug Clark en la apertura del decimoctavo episodio rompió un empate 3-3 para llevar a la más grande dinastía de la Liga Mexicana del Pacífico a su segundo título en tres años en la llamada "Pequeña Serie Mundial Latinoamericana".

En el partido más largo en duración en la historia de los clásicos caribeños, 7 horas 28 minutos, el relevista Marco Carrillo se sublimó en el montículo y con un relevo impecable de cuatro innings se apuntó el triunfo.

El último out cayó a las 3:43 horas de esta madrugada, en el lanzamiento número 507 y enloqueció a unos 15 mil aficionados que continuaban en las tribunas del nuevo Estadio Sonora.

La séptima corona para México en Series del Caribe costó sangre sudor y lágrimas. Los Yaquis estuvieron a tres outs del triunfo en el noveno inning y luego, a uno en el decimocuarto, pero los campeones defensores, Leones de Escogido, se levantaron de la tumba ante un par de ligamayoristas tricolores.

Ricardo Nanita se voló la barda ante Luis Ignacio Ayala en la novena para igualar el juego 2-2. En la apertura del decimocuarto acto, Karim García puso arriba al equipo de Eddie Díaz con jonrón, pero en el cierre del mismo acto Miguel Tejada igualó el marcador con hit productor sobre Édgar González.

En la interminable batalla intervinieron 45 peloteros en total, 21 pitchers, incluyendo al derrotado Edward Valdez, quien al primer lanzamiento recibió el jonrón de Clark por el bosque derecho, con un out en la apertura del inning 18.

Carrillo, uno de los seis peloteros que pertenecen a los Sultanes de Monterrey en la Liga Mexicana de verano, despachó en cuatro bateadores a los Leones del Escogido en el cierre del decimoctavo capítulo y puso fin a un juego que parecía interminable.

México recibió 22 ponches en la batalla y sólo conectó seis hits, por 16 de los Leones de Escogido, que trataban de refrendar el cetro obtenido hace un año en su país y buscaban dar el vigésimo campeonato a Dominicana en su casa.

"No hay nada mejor que coronarse en su tierra", expresó el tercera base de los Yaquis Agustín Murillo, quien ha conquistado un tricampeonato en la Liga Mexicana del Pacífico y dos banderines del Caribe.

Carrillo, Murillo, Karim García, Édgar González, Óscar Villarreal y Chris Roberson son parte de los Sultanes en verano.

El premio al Jugador Más Valioso de la Serie del Caribe correspondió a un pelotero que no vio acción en la Final, el pitcher Luis Alonso Mendoza, quien ganó dos juegos para México con brillantes exhibiciones.

El récord para el partido más largo en clásicos caribeños era de 18 innings y 6 horas 14 minutos. Lo protagonizaron los Tigres de Aragua y las Águilas del Cibao en el 2007 en Carolina, Puerto Rico.

La batalla Final inició con un trepidante duelo monticular entre Ángel Castro, de los quisqueyanos y Rodrigo López de los aztecas.

López se partió el brazo durante siete entradas dos tercios. Aisló seis hits, permitió una carrera, con dos ponches y dos bases por bolas.

El serpentinero de Tlalnepantla, Estado de México, fue despedido con una sonora ovación de la multitud en el octavo episodio, pero la victoria se le negó y salió sin decisión.

Los dominicanos tomaron la delantera en el cierre del tercer inning. Abraham Almonte abrió con doblete y tras un out, avanzó a la antesala aprovechando una mala revirada de López a la intermedia.

José Ramírez siguió con un roletazo por la intermedia para el segundo out, pero en la jugada anotó Almonte y puso la pizarra 1-0.

El abridor de los quisqueyanos, Ángel Castro, colgó cuatro ceros a México, pero en el quinto inning tuvo un parpadeo que le costó la derrota.

Bárbaro Cañizares abrió con doblete y pasó a tercera base con un toque de bola de Karim García, quien fue out en la jugada. Óscar Robles, recibió base por bolas.

Agustín Murillo conectó un rodado por la antesala que pifió Luis Jiménez y aunque alcanzó a sacar a Murillo en la inicial, en la jugada anotó Cañizares para el 1-1.

El noveno bat, José Félix, conectó una línea al jardín derecho que midió mal Jordany Valdespín y no pudo capturar la pelota, permitiendo a Robles llegar a la registradora y los Yaquis tomaron ventaja de 2-1.

Rodrigo, por su parte, se arrancó el brazo en la loma por México. Realizó 105 lanzamientos y explotó hasta el cierre de la octava entrada, ya con dos outs, tras permitir un sencillo de Valdespín.

José Cobos realizó un buen relevo para colgar el cero en el octavo rollo, pero los dominicanos le cayeron a Ayala en el noveno para dar paso "a un segundo desafío" en la Final.

El manager de México, Eddie Díaz, se trenzó en otro feroz duelo de estrategias con su adversario Audo Vicente, y al final se unió a Benjamín "Cananea" Reyes (1976 y 1986) y a Francisco "Paquín" Estrada (1996 y 2002) con dos títulos al frente de representativos tricolores.