BARCELONA, España (AP) Betis y Athletic de Bilbao empataron el lunes 1-1 en Sevilla, en un partido en el que Rubén Castro y el rojiblanco Aritz Aduriz, dos de los máximos cañoneros de la liga española, marcaron un tanto por bando.

Castro abrió la cuenta de penal a los dos minutos por el Betis, pero Aduriz respondió a los 41 para firmar el empate tanto en la cancha como en la tabla goleadora, donde ambos delanteros españoles suman 12 dianas. El argentino Lionel Messi del Barcelona es el líder de la tabla con 29 conquistas.

En la clasificación general, tras 20 fechas, el Betis continúa situado cuarto, en puestos de Liga de Campeones con 35 puntos, a cinco del Real Madrid, que es tercero. El Athletic subió un puesto y es 14to tras cerrar una racha negativa de tres derrotas seguidas.

Pese a perder el sábado contra la Real Sociedad, el Barcelona sigue comandando la clasificación con 55 puntos y una cómoda renta de ocho sobre el Atlético de Madrid.

No se habían cumplido 45 segundos de partido cuando el Athletic cometió su primer error, costoso y compartido entre la zaga, laxa en el marcaje a Salva Sevilla, y Gorka Iraizoz, alocado en su innecesaria salida a pies del volante, al que derribó dentro del área.

Castro solventó con su habitual solvencia el penal antes de probar fortuna desde lejos, esta vez a manos Iraizoz, quien vio como luego el costarricense Joel Campbell enviaba de espuela un balón al lateral de la red.


Advertisement

Sin gobierno del mediocampo, el Athletic confió su suerte a la calidad del enganche Ander Herrera quien, tras una volea de 25 metros atajada a mano cambiada por Adrián San Miguel y un disparo cruzado, sirvió el empate en bandeja a Aduriz, atrevido definidor de cuchara frente a la salida del arquero.

La igualdad revivió al equipo del argentino Marcelo Bielsa, que tuvo el segundo en una llegada de Oscar de Marcos y un balonazo a la grada de Ander Iturraspe; y los ataques, aunque desordenados, siguieron mandando sobre las defensas en la segunda mitad.

Ambos equipos reclamaron penal por mano en cada área antes de que Aduriz llamara de nuevo a la puerta con un cabezazo imperial que desvió espectacularmente San Miguel.

El conjunto de Bielsa se agrandó con el paso de los minutos y rozó la victoria en un zapatazo de Ibai Gómez, pero San Miguel se erigió en la figura del choque.