Un gol del mexicano Giovani Dos Santos y una remontada inicial el viernes no bastaron al Mallorca para sacar algo positivo de su visita al Espanyol, que se
Un gol del mexicano Giovani Dos Santos y una remontada inicial el viernes no bastaron al Mallorca para sacar algo positivo de su visita al Espanyol, que se impuso por 3-2 y se alejó del descenso en la liga española. (Agencia Reforma)
BARCELONA, España (AP) Un gol del mexicano Giovani Dos Santos y una remontada inicial el viernes no bastaron al Mallorca para sacar algo positivo de su visita al Espanyol, que se impuso por 3-2 y se alejó del descenso en la liga española.

La victoria frente a un rival directo fue cuesta arriba para el equipo de Javier Aguirre, que acumuló su 13er punto desde la llegada del timonel mexicano hace siete fechas y tomó aire en el arranque de la segunda vuelta, situándose provisionalmente 14to en la clasificación con 21 puntos.

El Mallorca, con solo seis unidades de las 45 últimas en juego, clasifica antepenúltimo.

Tras el gol inicial de Simao Sabrosa a los 16 minutos, Dos Santos niveló al aprovechar a los 35 un error de su compatriota Héctor Moreno. El tanto de Javi Márquez a los 42 puso en ventaja al Mallorca, pero el Espanyol remontó en la segunda mitad por vía de Joan Verdú (68) y Raúl Baena (83).

El Barcelona, líder con 11 puntos de ventaja sobre el Atlético de Madrid, juega el sábado en cancha de la Real Sociedad, mientras el equipo rojiblanco recibe al Levante el domingo, que cierra con el cruce entre Valencia y Real Madrid.

Un atrevido intento de sombrero de Dos Santos escenificó el aislamiento de inicio del mexicano en la punta de ataque, mientras el Espanyol inició el choque con ganas, buscando el balón y el choque con el rival.

En uno de esos llegó la primera ocasión del equipo blanquiazul al señalar el árbitro un tiro libre directo y frontal a 20 metros del arco, que Sabrosa convirtió en el 1-0 con un lanzamiento impecable, superando la barrera y tocando el balón en el poste antes de caer a la red.

Los hombres de Aguirre pudieron ampliar en un zapatazo de Baena pero se descuidaron del trabajo zonal y los apoyos, dejando que el Mallorca tomara el control del partido gracias a un garrafal error de Moreno, quien cabeceó un pelotazo del arquero mallorquinista hacia la carrera de Dos Santos, hábil definidor con el interior de la zurda ante Kiko Casilla.

La involuntaria asistencia desencajó a Moreno y al Espanyol, que recibió el segundo apenas siete minutos después, cuando el ex "periquito" Márquez empalmó un rechace y Casillas no acertó a atajar el disparo, manso, raso y letal.

El arquero sí había desviado previamente a tiro de esquina un acrobático remate de Dos Santos, quien golpeó de tacón y de espaldas un buen centro de Víctor Casadesús.

La conexión entre ambos siguió amenazando al Espanyol en la segunda mitad, pero el cuadro de Aguirre dio un golpe de riñón para forzar la remontada y Moreno a punto estuvo de redimirse, cabeceando un tiro de esquina al travesaño.

El ingreso de Samuele Longo dio alas al cuadro blanquiazul y, tras un disparo atajado por el arquero, el delantero italiano forzó un penal que Verdú convirtió en el empate.

Dos Santos, siempre activo, volvió a escaparse de la defensa local y cruzó un balón que Casadesús, a un palmo del arco, envió a la grada.

Revolucionado el partido, y más aún con la expulsión del mallorquinista Antonio Luna, el Espanyol intensificó su asedio y encontró el premio a su tesón con el gol de Baena, remachando a la red una jugada embarullada en el área.

Tomer Hemed malgastó la última bala del Mallorca en los descuentos.