Juan Gerardo Gracia Jr. (izquierda) había sido acusado de homicidio capital por la muerte de José Daniel González Galeana quien fue asesinado de ocho tiros
Juan Gerardo Gracia Jr. (izquierda) había sido acusado de homicidio capital por la muerte de José Daniel González Galeana quien fue asesinado de ocho tiros al frente de su vivienda ubicada en la calle Pony Trail Place en el este de El Paso. El incidente ocurrió el 15 de mayo del 2009. (El Paso Times)
El hombre de 19 años acusado de haber participado en el plan para asesinar en El Paso a un miembro del cartel de Juárez en el 2009, fue exonerado de los cargos que se le imputaban después de un juicio de una semana de duración.

Juan Gerardo Gracia Jr. había sido acusado de homicidio capital por la muerte de José Daniel González Galeana quien fue asesinado de ocho tiros al frente de su vivienda ubicada en la calle Pony Trail Place en el este de El Paso. El incidente ocurrió el 15 de mayo del 2009.

La muerte de González es la primera que se registra en El Paso y que está relacionada con los carteles de droga en Juárez cuya batalla irrumpió durante el 2008.

Después de que el juez Gonzalo García de la corte distrital no. 210 leyó el veredicto, la madre de Gracia, Hilda Pérez, empezó a llorar mientras que el hermano del acusado, José Enríquez, la abrazaba. Después de escuchar el fallo, el inculpado volteó hacia donde se encontraban sus familiares y les sonrió.

Durante el juicio de Gracia, el jurado escuchó el testimonio de su ex mejor amigo, Michael Jackson Apodaca, quien declaró que el acusado ayudó a maquinar el crimen bajo las órdenes del cuñado de éste y de un presunto integrante del cártel de Juárez, Rubén Rodríguez Dorado.

Los fiscales también presentaron evidencia de que las llamadas generadas de los celulares que pertenecían a Gracia, Apodaca, Rodríguez y Christopher Durán, otro de los acusados, concordaban con los movimientos de González Galeana la noche del crimen.


Advertisement

Durante los argumentos finales que se presentaron la mañana del martes, los abogados defensores Rubén Morales y Matthew DeKoatz manifestaron al jurado que no había ninguna evidencia contundente sobre la participación de Gracia en el plan para asesinar a González Galeana. De igual forma señalaron que la declaración de su defendido ante la policía podría haberse obtenido de manera ilegal ya que los agentes no le informaron a la madre del detenido sobre su arresto hasta varias horas después.

Los abogados también puntualizaron que Gracia podría haberse sentido obligado a declarar ya que los agentes que lo arrestaron así como el juez municipal quien le leyó la Advertencia Miranda le señalaron que los cargos por homicidio capital conllevan una posible pena de muerte.

Gracia, quien contaba con 16 años de edad al momento de ser arrestado, había permanecido en prisión durante tres años y medio. Éste sería puesto en libertad el martes por la tarde.

El fiscal del distrito de El Paso, Jaime Esparza, se negó a emitir un comentario sobre el veredicto del jurado manifestando que el caso en contra de Rodríguez Dorado se encontraba pendiente y que el juez había impuesto una orden bajo la cual los abogados, testigos y demás personas relacionadas con el caso no podían emitir ninguna declaración ante los medios de comunicación.

Durante los argumentos finales, la asistente del fiscal del distrito, Denise Butterworth, negó cualquier conducta ilegal por parte de los agentes policíacos para obtener la declaración de Gracia y manifestó ante el jurado que el inculpado había dicho la verdad ya que tenía mucho que perder.

A cambio de su testimonio, los fiscales realizaron un acuerdo de culpabilidad tentativo con Apodaca el cual señalaba que si presentaba un testimonio fidedigno en contra de Gracia y los demás acusados, el estado recomendaría que éste fuera encontrado culpable de asesinato y sería sentenciado a cadena perpetua con la posibilidad de obtener libertad condicional.

Durán realizó un convenio similar con los fiscales quienes recomendarán que éste cumpla una condena de 25 años por el delito de homicidio siempre y cuando acate los términos de su acuerdo de culpabilidad. Éste no atestiguó en contra de Gracia.

"Obviamente nos sentimos contentos con el fallo del jurado. El Sr. Gracia está muy agradecido", señaló Morales.

El abogado atribuyó el veredicto a la falta de evidencias contundentes en contra de Gracia. El martes, Morales manifestó a los miembros del jurado que sospechaba que Apodaca había mentido durante su testimonio y lo calificó como un asesino despiadado.

La madre de Gracia señaló a los reporteros que se encontraban al exterior de la corte que se había hecho justicia. "Mi hijo era un niño cuando eso sucedió y era inocente de todo lo que se le acusaba. No creo que algo así vuelva a suceder".

Agregó que su hijo desea convertirse en abogado penalista.

Por su parte, el hermano del acusado manifestó su alegría por el veredicto e indicó que Gracia finalmente podrá hacerse cargo de su pequeña hija.

"Va a ser el mejor papá. Me alegro de que el jurado haya tomado la decisión correcta".

Apodaca reconoció haber disparado a quemarropa a González Galeana en ocho ocasiones con un arma calibre .45 y que había recibido a cambio siete mil 500 dólares. Apodaca también testificó que los cuatro individuos se reunieron en una vivienda del sector central de la ciudad para planear el crimen. Detalló que él y Durán se dirigieron en carro hasta la casa de la víctima en el este de la ciudad y que le disparó cuando descendió de su camioneta. Posteriormente, ambos huyeron del lugar.

Al jurado le tomó menos de tres horas emitir su fallo.

Adriana M. Chávez puede ser contactada en achavez@elpasotimes.com