A un día de la detención de la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, el Presidente Enrique Peña Nieto dijo que nadie puede estar por encima de la ley
A un día de la detención de la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, el Presidente Enrique Peña Nieto dijo que nadie puede estar por encima de la ley y que es un aliado de los maestros. (Agencia Reforma)
MÉXICO, DF 27-Feb .- A un día de la detención de la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, el Presidente Enrique Peña Nieto dijo que nadie puede estar por encima de la ley y que es un aliado de los maestros.

"La ley nos obliga a todos por igual y nadie puede estar por encima de ella, ese es el principio básico del Estado de Derecho", afirmó el Mandatario en su primer mensaje en cadena nacional.

El Ejecutivo federal dijo que la indagatoria contra Gordillo y otras tres personas deberá continuar hasta sus últimas consecuencias y con respeto a los derechos humanos de los acusados.

Además, dijo Peña Nieto, se asegurará de que se cumpla con el debido proceso.

El priista afirmó que el proceso que se sigue a Elba Esther es estrictamente legal y que responde a desvíos de recursos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Los recursos de los sindicatos son de los agremiados y no de sus dirigentes, sentenció el priista mexiquense.

El Presidente agregó que basado en la autonomía del gremio magisterial, se mantiene el diálogo con la dirigencia del SNTE y refrendó su compromiso con los maestros de México.

"La actuación de la Procuraduría General de la República se realiza en defensa de los derechos del magisterio y del patrimonio de los maestros", lanzó Peña.

Previamente, el titular del Ejecutivo mantuvo una reunión con alrededor de 21 Gobernadores del País y el Jefe de Gobierno capitalino, en la que recibió el respaldo de los Mandatarios por la captura.

Gordillo fue detenida ayer en el aeropuerto de Toluca y hoy resolvió reservarse su derecho a declarar ante un juez federal por las acusaciones de delincuencia organizada y lavado de dinero, derivadas de un presunto desvío de mil 978 millones de pesos de las cuotas sindicales.