Archivo
Archivo (El Paso Times)
EL PASO.- Los integrantes de la mesa directiva del Distrito Escolar Independiente de El Paso considerarán este martes una reorganización de las oficinas centrales después de que varios de los administradores han renunciado o se han retirado en meses recientes en medio de una investigación externa por fraude.

La reestructuración podría consolidar y cortar algunas posiciones y algunos administradores actuales tendrían que solicitar nuevamente su puesto si la reorganización es aprobada.

Gary Brooks, un administrador temporal que trabaja en la oficina del superintendente, dijo que el distrito necesita una reestructuración de la oficina central antes de que se contrate a un nuevo superintendente este verano.

"Tu no quieres dejarle al nuevo superintendente un distrito que necesita ser reorganizado totalmente", dijo Brooks.

Bajo el plan, la posición de superintendente asistente para matemáticas y ciencia sería reducida al nivel de una dirección, lo cual resultaría en un recorte sustancial del salario para ese trabajo, dijo Brooks.

El superintendennte asociado para currículum e instrucción sería reclasificado como un superintendente asistente, lo que también significaría un recorte de sueldo, agregó.

El distrito tiene actualmente dos posiciones separadas para superintendente asistente para escuelas secundarias y preparatorias. Ambas posiciones serían consolidadas bajo la reorganización.

Joseph Lopez, superintendente asociado para currículum e instrucción dijo que la reorganización es necesaria para que el distrito funcione con más eficiencia. "Yo no lo tomó como algo personal", dijo Lopez. "Entiendo la necesidad de la reorganziación y los eventos que ocurrieron aquí. Yo tendría la oportunidad de solicitar otra posición y ellos podrían o no aceptarme".

El año pasado, varios administradores de alto rango renunciaron o se retiraron del distrito en lugar de enfrentar acciones por parte de la mesa directiva.

Terri Jordan, ex superintendente interina y jefa de personal del distrito, renunció a mediados de diciembre y Maria Flores, ex superintendente asociada para escuelas primarias, se retiró a fines de enero.

La mesa directiva escolar ha iniciado el proceso de despedir a James Anderson, superintendente asistente de secundarias, quien ha estado en suspensión administrativa desde mediados de diciembre.

Algunas de las renuncias no están relacionadas a la investigación por fraude.

Debra Carden, ex superintendente asistente de escuelas secundarias se retiró el 21 de diciembre y Keneth Parker, ex jefe de negocios, se retiró el 31 de enero.

Hayley Kappes puede ser contactada en hkappes@elpasotimes.com; 546-6168.