Tyrone Head (izq.), el soldado de Fort Bliss acusado de iniciar el tiroteo en el cual perdieron la vida otros dos soldados el año pasado al exterior de un
Tyrone Head (izq.), el soldado de Fort Bliss acusado de iniciar el tiroteo en el cual perdieron la vida otros dos soldados el año pasado al exterior de un club nocturno en el sector central de la ciudad, fue absuelto esta tarde del delito de homicidio, provocando lágrimas y gritos de júbilo por parte del mismo Head y de su familia. (El Paso Times)
Tyrone Head, el soldado de Fort Bliss acusado de iniciar el tiroteo en el cual perdieron la vida otros dos soldados el año pasado al exterior de un club nocturno en el sector central de la ciudad, fue absuelto esta tarde del delito de homicidio, provocando lágrimas y gritos de júbilo por parte del mismo Head y de su familia.

Sin embargo, lo familiares de los dos soldados asesinados, Preston Brown y Damien Bailey, se encontraban visiblemente molestos después de escuchar el veredicto del jurado al mismo tiempo que lloraban mientras hablaban con los consejeros de la Oficina del Procurador del Distrito de El Paso.

Head, de 22 años, fue arrestado en abril después de que un gran jurado acusó a éste con dos cargos por homicidio por la muerte a tiros de los dos soldados. El incidente ocurrió el 15 de enero del 2012 después de un enfrentamiento entre el grupo de amigos de Head y del otro acusado Craig Allen Graham. Head había permanecido en prisión desde el momento de su arresto.

Durante el juicio de éste, los testigos declararon que Head disparó al aire con su arma al exterior del club nocturno y que Graham respondió a los disparos mientras se encontraba de pie en el estacionamiento del lugar. En los cuerpos de Brown y Bailey se encontraron balas provenientes del arma de Graham, una pistola calibre .45.

El jurado deliberó por aproximadamente una hora antes de emitir su fallo. Posteriormente, el juez del Distrito 384, Patrick García, leyó el veredicto. Head comenzó a llorar en voz alta mientras se arrodillaba. Tanto sus padres como otros familiares también rompieron en llanto.

"¡Gracias Jesucristo por haberme liberado!", exclamó Head mientras era escoltado por dos custodios del Condado de El Paso hacia una celda cercana.

El abogado de éste, Patrick Lara, señaló después de conocer el dictamen que espera que su cliente sea liberado hoy por la noche o el viernes muy temprano.

"Me encuentro sorprendido pero muy complacido con el veredicto. Estamos felices".

Lara añadió que Head no fue compensado por parte del ejército durante el tiempo que permaneció en prisión esperando su juicio. Sin embargo ahora que ha sido absuelto de todo cargo, Lara espera que el acusado se reporte con sus superiores en Fort Bliss.

Durante los argumentos finales de esta mañana, la fiscal asistente del distrito, Denise Butterworth, señaló al jurado que por haber disparado su arma, Head pudo haber sido procesado por el delito de asalto agravado con un arma mortal, sin embargo éste fue acusado de homicidio ya que sus actos resultaron en una amenaza para Graham y condujeron al asesinato a tiros de Brown y Bailey.

Lara, visiblemente alterado, indicó a los miembros del jurado que la única razón por la que los fiscales acusaron a Head de homicidio fue para fortalecer su proceso contra Graham.

"No lleven a la cárcel a una persona únicamente porque están tratando de exponer un mejor argumento en contra de alguien más", puntualizó Lara.

Lara también argumentó que después de la primera confrontación dentro del club, Graham ya había decidido atacar a Head y a sus amigos. Lara presentó un mensaje de texto que Graham presuntamente envió a un amigo aproximadamente 15 minutos antes del tiroteo y en el que señalaba que ya tenía planeado golpear a Head y a sus amigos.

"En este momento tienen su vida en sus manos. Espero que lo juzguen en base a los hechos y no en la teoría", manifestó Lara a los miembros del jurado.

Adriana M. Chávez puede ser contactada en achavez@elpasotimes.com