Un juez distrital en Austin podría dictaminar este miércoles si la ciudad de El Paso puede continuar con sus planes de derribar el City Hall y en el lugar construir un estadio de beisbol de ligas menores.

El martes el Juez Distrital del Condado de Travis, Tim Sulak, extendió sus deliberaciones un día más debido a que los argumentos sobre si la ciudad de El Paso puede emitir bonos para financiar la construcción del estadio de beisbol de 50 millones de dólares se prolongaron hasta el anochecer.

Los representantes legales de El Paso así como los que se oponen a la demolición del mencionado edificio concluirán con sus argumentos este miércoles en Austin durante una audiencia programada para las 2 p.m.

La decisión por parte de la Corte del Distrito no. 353 podría finalizar con meses de discusiones sobre la legalidad del plan para edificar el estadio en el lugar donde actualmente se ubica el edificio de diez pisos que alberga las oficinas municipales.

Los opositores de esta medida han pedido al juez que detenga la demolición del inmueble con el fin de dar paso a la decisión de los votantes durante los comicios del 11 de mayo. Además alegan que dicho edificio se encuentra en muy buen estado y no debería ser demolido.

Asimismo señalan que tal medida es inconstitucional y que la violencia que prevalece en Juárez no hace del lugar la ubicación ideal para un estadio de beisbol.

"Sólo buscamos una orden por parte de la corte para que la gente pueda emitir su voto", indicó Jesús B.


Advertisement

Ochoa uno de los opositores de la medida.

Los representantes legales de la ciudad solicitaron a la corte permitirle a El Paso continuar con los planes de demoler el City Hall para dar paso a la construcción del estadio basándose en la legalidad de dicha decisión. También pidieron que ésta dictaminara que la ciudad no necesita someter dicha medida a votación.

Los electores aprobaron el 6 de noviembre la construcción del estadio y establecieron un incremento sobre el impuesto hotelero con el fin de financiarlo. La Ciudad alega que en ese entonces los votantes entendieron los planes de derribar el City Hall con el fin de edificar el estadio.

"No sería posible que la ciudad ahora emplee las ganancias del bono para reubicar el estadio en otro lugar", señaló M. Scott Incerto, abogado externo de la firma Fulbright & Jaworski la cual representa a la ciudad.

Autoridades municipales han señalado que la ciudad podría perder hasta dos millones de dólares si el proyecto se retrasa. Los detractores de la medida argumentan que dicha cifra es exagerada.

Los representantes legales pidieron a la corte que dictaminara que los bonos para el estadio así como los contratos relacionados con éste eran legales, válidos y ejecutables.

Por su parte los detractores, incluyendo a Ochoa, intentaron retrasar la audiencia del martes solicitando un juicio el cual fue rechazado ya que no presentaron la debida documentación y no pagaron las cuotas necesarias para tal solicitud.

El paseño Carl Starr, quien se opone a la demolición del City Hall, sugirió que la decisión de permitir que la ciudad prosiga con sus planes era apresurada.

Starr señaló que debido a que el Cabildo de la Ciudad votó para incluir tal medida en las papeletas electorales del 11 de mayo, la corte estatal no debe tomar ninguna decisión hasta después de los comicios.

La Ciudad espera que la corte del distrito emita una declaración bajo la cual no sea necesario incluir la iniciativa propuesta por los opositores en las boletas electorales ya que los votantes ya decidieron apoyar el financiamiento del estadio. El juez Sulak indicó que la petición le permite hacer una pausa y tendrá que escuchar más argumentos así como tomar en cuenta la ley con el fin de determinar si podrá emitir un fallo sobre este asunto.

Zahira Torres puede ser contactada en ztorres@elpasotimes.com