El presidente Enrique Peña Nieto (centro) acompañado por el gobernador de Chihuahua, Cesar Duarte (izquierd) y el secretario de Gobernacion, Miguel Angel
El presidente Enrique Peña Nieto (centro) acompañado por el gobernador de Chihuahua, Cesar Duarte (izquierd) y el secretario de Gobernacion, Miguel Angel Chong
CHIHUAHUA, Chihuahua 18-Feb .- En el seno de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), el Presidente Enrique Peña Nieto llamó al Congreso y a los estados a acelerar la instrumentación de la reforma penal de 2008.

"Se trata de un mayor fortalecimiento institucional en áreas de procuración y administración de justicia, por ello la importancia de lograr lo más pronto posible la debida instrumentación del sistema de justicia penal acusatorio que permita tener juicios justos, mucho más prontos, expeditos, como nuestra Constitución lo consagra", dijo el mandatario.

Grupo REFORMA publicó que luego de 4 años y 8 meses de haber sido publicada, la reforma penal aún no opera ni a nivel federal ni en la mayoría de las entidades.

En su primera reunión con los mandatarios estatales, el Ejecutivo federal afirmó que quedan reformas pendientes en las que deben trabajar las entidades como los códigos penales únicos, por lo que consideró como un paso importante la decisión de éste órgano estatal de avalar el mando único policial.

Instruyó al Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a revisar todos los mecanismos legales para poner en marcha este plan.

Peña Nieto agradeció a los gobernadores su solidaridad para desarrollar su nueva estrategia en contra del crimen organizado.

Sin embargo, aclaró que es necesario un federalismo articulado que permita una nueva visión compartida, una coordinación que deje claro los ámbitos de competencia y nadie se sienta marginado, además de una corresponsabilidad en las acciones.

"No se trata de generar competencia, sino de alianzas estratégicas y hacer un frente común a los grandes desafíos", afirmó.

Agregó que el papel que jueguen los mandatarios en la Cruzada contra el Hambre y la Pobreza será fundamental, pues es necesario cambiar el rostro de 400 municipios en donde 7 millones de habitantes viven un panorama complicado.

Peña Nieto designó a 11 secretarios y al Jefe de la Oficina de la Presidencia como enlaces en las 12 regiones en las que se dividió el País para el combate al crimen organizado.