CABO CAÑAVERAL, Florida, EE.UU. (AP) El mundo está a salvo de un asteroide de 46 metros (150 pies) de diámetro que pasó el viernes junto a la Tierra.

Hasta donde se llevan registros, es la primera ocasión en que una roca de su tamaño pasa tan cerca del planeta, a 27.000 kilómetros (17.000 millas), una distancia menor a la que están algunos satélites artificiales.

El asteroide pasó junto a la Tierra justo horas después de que un meteoro más pequeño generara una enorme explosión encima de los Montes Urales en Rusia.

Los astrónomos dijeron que fue una coincidencia que ambos fenómenos los cuales se desplazaban en direcciones opuestas ocurrieran el mismo día. Un científico dijo que había sido una jornada emocionante.

Los astrónomos en Estados Unidos no pudieron ver el asteroide al momento en que pasó más cerca, pero los de Australia sí pudieron observarlo en el cielo nocturno valiéndose de binoculares y telescopios.

Nota previa

CABO CAÑAVERAL, Florida, (AP) Un asteroide de 46 metros (150 pies) de diámetro pasaría el viernes cerca de la Tierra, la mayor aproximación conocida a nuestro planeta de una roca de su tamaño.

La NASA calcula que la masa rocosa pasará a 27.300 kilómetros (17.150 millas) de la Tierra, lo que evitará una catástrofe. Y aunque es más cerca de lo que se encuentran muchos satélites de comunicación y meteorológicos, los científicos dicen que éstos no se verán afectados.


Advertisement

El asteroide 2012 DA14 es demasiado pequeño como para divisarlo a simple vista aun cuando se encuentre en su mayor aproximación a las 2:25 de la tarde tiempo del Este de Estados Unidos (1925 GMT), sobre el Océano Indico cerca de Sumatra, Indonesia.

Los puntos ideales para su visualización, con binoculares y telescopios, están en Asia, Australia y el este de Europa, aunque los observadores solo verán un punto de luz del asteroide que viaja a una velocidad de 28.000 kilómetros (17.400 millas) por hora.

En la categoría de los asteroides, el DA14 es diminuto, especialmente si se compara con el que barrió con los dinosaurios hace 65 millones de años, que tenía un diámetro de 10 kilómetros (seis millas). Pero esta pequeña roca de todos modos podría causar daños enormes de hacer impacto en la Tierra, liberando la energía equivalente a 2,4 millones de toneladas de dinamita y causando devastación en 1.940 kilómetros cuadrados (750 millas cuadradas).

Los científicos aseguran que no hará impacto en el planeta. Y es extremadamente improbable que choque con alguno de los satélites que orbitan a 35.890 kilómetros (22.300 millas) sobre la superficie terrestre.

La mayoría de los asteroides del sistema solar están situados en un cinturón entre las órbitas de Marte y Júpiter, donde han permanecido estables desde hace miles de millones de años. Pero ocasionalmente alguno se escapa y pasa por las vecindades de la Tierra.

La aproximación del DA14 permite a los científicos estudiar el fenómeno, y al público advertir la necesidad de tomar medidas preventivas para el futuro.

"Estamos en una galería de tiro y esta es la evidencia", afirmó el ex astronauta del proyecto Apolo, Rusty Schweickart, presidente emérito de la Fundación B612, comprometida en proteger la Tierra de asteroides peligrosos.

Schweickart señaló que hay entre medio millón y un millón de objetos de magnitud considerable cerca de nuestro planeta, aunque menos del 1% ha sido catalogado.

Advirtió que hay que hacer algo. La fundación trabaja para construir y lanzar un telescopio espacial infrarrojo con el fin de detectar y rastrear los asteroides peligrosos.