La búsqueda de "Moy" terminó esta madrugada. El pequeño de 8 años fue encontrado sin vida en una especie de zanja y oculto debajo de unas
La búsqueda de "Moy" terminó esta madrugada. El pequeño de 8 años fue encontrado sin vida en una especie de zanja y oculto debajo de unas piedras. (Agencia Reforma)
MONTERREY, NL 11-Feb .- La búsqueda de "Moy" terminó esta madrugada. El pequeño de 8 años fue encontrado sin vida en una especie de zanja y oculto debajo de unas piedras.

Más de 50 agentes ministeriales y peritos de la Procuraduría estatal llegaron alrededor de las 0:10 horas a un terreno baldío que colinda con la Colonia Paseo de las Margaritas, en Juárez, y que además está a unos 20 metros del Río Santa Catarina.

El cuerpo del niño estaba en un terreno donde hay casas abandonadas y norias, a unos 50 metros al norte de la Secundaria No. 93 Mariano Abasolo.

Se estableció que el cuerpo del niño presentaba un avanzado estado de descomposición y aparentemente fue victimado a golpes. Vestía solamente un short oscuro y no traía playera.

La localización del cuerpo del pequeño Moy se derivó, dijo un informante, de una supuesta detención que realizaron agentes investigadores.

De manera extraoficial destacó que probablemente personas cercanas al niño estarían involucradas en el asesinato, pero no confirmó que se trataran de familiares.

El cuerpo del menor fue encontrado a unos 11 kilómetros al oriente de su casa en la Colonia Las Sabinas, en Guadalupe, de donde salió al mediodía del jueves, para no regresar.

Incluso está muy cerca del domicilio de quien es ex pareja de su madre, y quien fue acusado por ésta como responsable de la desaparición del niño, Axel Antuán Landeros Reyes, de 19 años.

Esta persona ya se había presentado ante la Procuraduría para declarar y negar tener relación con estos hechos.


Advertisement

El caso de Moisés Alejandro Juárez Rojas se dio a conocer al desaparecer al mediodía del jueves, tras salir de la Escuela Primaria Francisco de Barbadillo, en la Colonia Las Sabinas.

Su madre Giovana Rojas Ramírez, de 26 años, no se encontraba al momento en que llegó de estudiar, se cambió de ropa y luego se volvió a salir.

En ese momento solamente se encontraba su bisabuelo dentro del domicilio.

Pasaron las horas y se intensificaba la búsqueda, se unieron policías estatales, municipales, socorristas de Protección Civil estatal y municipal, voluntarios, vecinos. Todos buscaban a "Moy".

Hasta ayer, más de 100 elementos se turnaban para recorrer, calles, colonias enteras, los márgenes del Río Santa Catarina, centros comerciales, casas abandonadas y terrenos.

Había esfuerzos por doquier para localizar con vida al pequeño "Moy", pero esa esperanza se esfumó los primeros minutos de hoy.