(Rudy Gutierrez/El Paso Times)
EL PASO.- Mientras se preparan para derrumbar las contaminadas chimeneas de Asarco en abril, funcionarios a cargo de la limpieza del sitio están pidiendo al público participar en una reunión para discutir los planes futuros para el lugar.

Entre los pasos más dramáticos que se tomarán para la demolición están el cierre breve de la Interestatal 10 y Paisano Drive, la creación de un sistema de vaporización de agua y eregir barreras para detener el polvo y los escombros.

La reunión para discutir la demolición está programada entre las 6 y 7 p.m., el 26 de febrero en el auditorio principal de la bilbioteca pública en el 501 N. Oregon St. , dijo Roberto Puga, encargado de la limpieza proceso.

El proyecto de echar abajo las chimeneas generó controversia en meses recientes. Pero después de una campaña no exitosa para preservarlas, la atención de ha dirigido al proceso de cómo demolerlas de manera segura.

Por más de un siglo, la compañía minera American Smelting and Refining procesó metales como plomo, cobre y zinc en ese lugar a lo largo del Río Grande. En 1969, El Paso tenía la más alta concentración de plomo en el aire en Texas, lo cual puede dañar casi cada organo en el cuerpo, de acuerdo al Centro de Control de Enfermedades (CDC).

El polvo del plomo puede ser particularmente peligroso y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) advirtió que la demolición de la torre puede producir una nube tóxica con partículas de plomo.

Puga dijo que equipos de limpieza del sitio tomarán medidas específicas para controlar el polvo.

"El sitio estará preparado al construirse barreras terrenas a los lados de la zona en donde caerán los escombros y con la instalación de el sistema de agua vaporizada, lo cual mitigará la migración del polvo", dijo Puga en jueves a través de un correo electrónico. "Las barreras terrenas físicamente detendrán el polvo y el dscombro y el agua vaporizada absorberá las partículas del polvo, que entonces caerán al suelo".

Dijo también que la gente deberá mantenerse alejada del sitio.

Una torre de 300 pies de alto de lo que fuera la fundidora Asarco, fue derribada hace unos meses como parte del proyecto para desmantelar la instalación de
Una torre de 300 pies de alto de lo que fuera la fundidora Asarco, fue derribada hace unos meses como parte del proyecto para desmantelar la instalación de más de 100 años de antiguedad. (Victor Calzada / El Paso Times)
La carretera I-10 estará cerrada entre 15 y 30 minutos y la demolición tendrá lugar probablemente en un fin de semana par minimizar los problemas de tráfico.

El equipo de Puga planea que las chimeneas caigan hacia los lados.

"La técnica involucra colocar una carga de explosivos en la base de las chimeneas", explicó. "La carga será colocada de manera que solo cree una apertura en las chimeneas, en el lado hacia el cual la torre debe caer. Con ello se crea inestabilidad en la chimenea, lo que permite que por gravedad, la estructura caiga al suelo. Es muy similar a la forma en que se corta un árbol, es decir, se usa un hacha para cortar un pedazo en la base del mismo. Nosotros usaremos explosivos para hacerlo".

Una vez abajo, el metal dentro de la chimenea será reciclado y el concreto será aplasatado y usado para rellenar el sitio, dijo Puga.

La demolición es parte de un proceso de limpieza del sitio por valor de 52 millones de dólares y que debe ser completado para 2015. Puga dijo que espera que el terreno pueda ser vendido el siguiente año.

Un plan maestro de la ciudad sugiere que ese terreno puede ser de uso mixto y desarrollar proyectos de alta densidad poblacional

Instalaciones como un estadio de fútbol soccer, una pista de carreras para caballos o un parque de diversiones podrían ser construidos en la porción oeste del I-10, donde los materiales peligrosos de toda la propiedad de Asarco serían enterrados, dijo Puga. La porción este de la interestatal podría ser utilizada para un desarrollo residencial, agregó.

Se espera que la demolición de las chimeneas sea espectacular.

"Estamos trabajando con nuestros vecinos para decidir cuales puntos serán seguros para ver el evento", dijo Puga. "El Monte de Cristo Rey podría ser un buen punto. Tendremos un mapa disponible en la reunión del día 26 de febrero que mostrará los puntos para presenciar el evento".

Marty Schladen puede ser contactado en mschladen@elpasotimes.com; 546-6127.