La menor Isabel Pérez, de dos años, sobrevivió a la herida de bala sin embargo permanece en estado de coma profundo, según reportó el diario Denver Post.
La menor Isabel Pérez, de dos años, sobrevivió a la herida de bala sin embargo permanece en estado de coma profundo, según reportó el diario Denver Post. (Denver Post)
Se podía percibir el dolor en sus rostros.

Las lágrimas de sus mejillas se habían secado y no tenían idea de cómo empezar a reponerse de tan terrible pérdida.

El jueves la familia Núñez colocó fotografías de Mayra Pérez y de sus tres hijos sobre la mesa de la cocina y recordó algunos de los más bellos momentos que pasaron juntos.

A todos les cuesta trabajo creer que la madre de 23 años de edad pudo haber sido capaz de dispararle a sus tres hijos y luego dispararse ella misma el miércoles por la mañana en Denver.

Las hermanas mayores de Mayra, Sandra y Liliana Núñez, señalaron que su familia se encuentra devastada desde que supieron que Pérez y dos de sus hijos habían muerto. Otra de sus hijas se encuentra en condición muy grave.

El jueves la familia Núñez colocó fotografías de Mayra Pérez y de sus tres hijos sobre la mesa de la cocina y recordó algunos de los más bellos momentos
El jueves la familia Núñez colocó fotografías de Mayra Pérez y de sus tres hijos sobre la mesa de la cocina y recordó algunos de los más bellos momentos que pasaron juntos. (El Paso Times)

El jueves, la policía de Denver confirmó que Mayra Pérez asesinó a sus hijos, Nevaeh Morales, de cuatro años, y Erick Pérez, de un año, y posteriormente se suicidó el miércoles por la mañana dentro de su vivienda en Denver.

La menor Isabel Pérez, de dos años, sobrevivió a la herida de bala sin embargo permanece en estado de coma profundo, según reportó el diario Denver Post.

Ricky Pérez, esposo de Mayra y padre de los menores, no pudo ser contactado.

El mencionado rotativo reportó que Tony Núñez, hermano de Mayra Pérez, habló durante una conferencia de prensa realizada el jueves en el hospital Centro Médico de Salud en Denver.

"Desearía poder explicar con palabras lo que significa ser el hermano de la persona que causó esta tragedia".


Advertisement

"Lo siento, pero lo hecho está hecho. La razón que tuvo mi hermana para cometer esto, queda en manos de Dios. Él es el que debe juzgarla. Ahora deseamos enfocar nuestras oraciones en mi sobrinita".

Mientras tanto en Canutillo, la casa de los padres de Mayra se encontraba llena de familiares quienes se mostraban muy consternados.

"Es muy difícil de creer lo que ocurrió con ella y con sus hijos ya que era una persona muy alegre. Quisiéramos que no juzgaran a Mayra tan a la ligera ya que desconocemos cómo se desarrollaron las cosas. Sólo les queremos pedir que oren por Isabel", indicó Susan Núñez.

Nuñez manifestó que la menor había logrado abrir sus ojos el jueves por la mañana sin embargo su estado de salud no ha mostrado ninguna mejoría. Su padre, Ricky Pérez, ha permanecido a su lado desde el miércoles.

"Si pones tu dedo en su mano, ella trata de agarrarlo", agregó Sandra Núñez.

Los familiares de la pequeña han señalado que ésta siempre sonreía y que le encantaba comer.

"Si sus hermanos no se acababan la comida, ella se la terminaba por ellos. A Isabel no le gustaban las cosas dulces, prefería las frutas y los vegetales", indicó Sandra Núñez.

Su hermana mayor, Nevaeh, acababa de ingresar a la escuela y le encantaba ser la princesa de la familia.

"Disfrutaba mucho las películas de princesas como "Rapunzel" y "Enredados". Era una niña muy lista y le encantaba dibujar. Ya se sabía los números y el abecedario".

Su abuelita Victoria Núñez tiene colgado en la cocina un dibujo que hizo Nevaeh para el Día de Acción de Gracias.

El pequeño Erick siempre andaba detrás de sus hermanas y de sus primos.

"Le encantaba jugar con la pelota de futbol. La aventaba muy lejos y era fan de los Vaqueros de Dallas. Ese era el equipo favorito de Mayra y de Ricky y siempre le compraban ropa de este equipo".

Mayra les había manifestado a sus hermanas que planeaba regresar a Canutillo pronto. La mujer y su esposo habían vivido juntos durante cuatro años y se mudaron a Denver cuando Ricky encontró un mejor empleo en esa ciudad.

"Ella sabía que necesitaba estar cerca de su familia".

Familiares de la pareja señalaron el miércoles a El Paso Times que Mayra y Ricky Pérez habían discutido el martes por la noche por lo que éste decidió pasar la noche en otro lado con el fin de calmarse.

Al día siguiente por la mañana, regresó a su hogar y encontró a su esposa y a los tres niños heridos de bala. La policía acudió al lugar de los hechos alrededor de las 6:55 a.m.

Mayra había hablado por teléfono con su madre la noche anterior y aunque le mencionó lo de la discusión con su esposo, aparentemente ella se oía muy normal.

"Le dijo a mis papás que tendría visita durante el fin de semana", señaló Sandra Núñez.

Mayra, quien estudió en la escuela Canutillo High, siempre fue una persona callada pero muy alegre. Era la bromista de la familia.

"Cuando íbamos a Walmart, si sonaban los teléfonos ella los contestaba. Además le gustaba hacerle cosquillas a todo el mundo".

Sandra Núñez agregó que ahora se encuentran orando por la recuperación de la pequeña Isabel.

"Todavía nos falta tener que recoger los cuerpos".

El diario Denver Post reportó que el Departamento del Médico Forense de Denver esperaba concluir las autopsias el jueves.

Los funerales de Nevaeh, Erick y Mayra Pérez se realizarán en una iglesia de Anthony, Texas lo más pronto posible, según señaló la familia. Con el fin de poder cubrir los gastos de los funerales, se ha abierto una cuenta en el banco GECU. El número de ésta es 593714 y se encuentra bajo el apellido Núñez.

Aaron Bracamontes puede ser contactado en abracamontes@elpasotimes.com