La policía de Denver encontró los cuerpos de Mayra Pérez, de 23 años, y de su hija Nevaeh Morales, de seis años, y de Erick Pérez, de dos años, dentro de
La policía de Denver encontró los cuerpos de Mayra Pérez, de 23 años, y de su hija Nevaeh Morales, de seis años, y de Erick Pérez, de dos años, dentro de su vivienda el miércoles por la mañana. La menor Isabel Pérez, de tres años, se encuentra hospitalizada en condición muy grave según informaron las autoridades. (Associated Press)
Una familia de Canutillo se encontraba bastante consternada el miércoles después de enterarse de la muerte a tiros de un familiar y de sus dos hijos pequeños en Denver en lo que parece ser un caso de homicidio y suicidio.

La policía de Denver encontró los cuerpos de Mayra Pérez, de 23 años, y de su hija Nevaeh Morales, de seis años, y de Erick Pérez, de dos años, dentro de su vivienda el miércoles por la mañana. La menor Isabel Pérez, de tres años, se encuentra hospitalizada en condición muy grave según informaron las autoridades.

Los padres de Pérez y sus familiares en Canutillo se encontraban tratando de explicarse lo sucedido. El incidente se suscitó después de que Mayra Pérez y su esposo, Ricky Pérez, discutieron el martes por la noche.

La policía de Denver encontró los cuerpos de Mayra Pérez, de 23 años, y de su hija Nevaeh Morales, de seis años, y de Erick Pérez, de dos años, dentro de
La policía de Denver encontró los cuerpos de Mayra Pérez, de 23 años, y de su hija Nevaeh Morales, de seis años, y de Erick Pérez, de dos años, dentro de su vivienda el miércoles por la mañana. La menor Isabel Pérez, de tres años, se encuentra hospitalizada en condición muy grave según informaron las autoridades. (Denver Post)

Los familiares señalaron que Pérez se encontraba con su hija Isabel en el hospital el miércoles por la noche.

La policía de Denver no ha realizado ningún arresto y no creen que ninguna persona sospechosa se encuentre huyendo, como indicó inicialmente el portavoz de la policía, el teniente Matt Murray, al diario Denver Post.

"En estos momentos no estamos buscando a ningún sospechoso", señaló el comandante de la policía Ronald Saunier. "Aún tenemos que responder algunos interrogantes y necesitamos concluir la investigación".

La hermana mayor de Mayra Pérez, Liliana Castro, señaló que Pérez nació en El Paso, se crió en Canutillo y asistió a la escuela Canutillo High School. Mayra era la menor de cinco hermanos.


Advertisement

"Era una persona muy alegre y le gustaba mucho la música. Siempre bromeaba con todo el mundo", señaló Castro desde la casa de sus padres en Canutillo.

"Era una excelente madre y jugaba mucho con sus hijos. Venía a menudo a El Paso para convivir con la familia".

Mayra Pérez se había casado con Rick Pérez hacía aproximadamente dos años y la familia se mudó para Denver en donde éste obtuvo un empleo en la construcción.

"No sabemos lo que sucedió. Ellos discutieron y Ricky decidió irse para calmarse un poco. Pasó la noche en casa de un amigo. Cuando regresó por la mañana, descubrió que Mayra estaba muerta así como los niños".

Isabel logró sobrevivir a los disparos y se encontraba en un hospital en Denver. "La operaron y logró abrir sus ojos. Está tratando de hablar".

La noche anterior al incidente, Mayra había hablado con sus padres por teléfono. Era una llamada de rutina.

"Habló con ellos pero no notaron nada extraño. No lo podemos creer. Quisiéramos que fuera un sueño", indicó Castro quien sollozaba.

La policía de Denver acudió a la vivienda ubicada en North Pearl Street a las 6:35 a.m. ya que habían reportado una balacera. Las autoridades no identificaron a las personas que los agentes encontraron sin vida al interior de la casa, sin embargo sus familiares revelaron sus nombres.

Los detectives planeaban catear la casa el miércoles por la tarde y los investigadores del Departamento del Médico Forense de Denver habían llegado al lugar de los hechos para tratar de descifrar lo ocurrido.

"Fue una escena dantesca. Es terrible cuando hay niños involucrados. Eso conmueve a cualquiera", indicó Saunier.

Sin embargo, Mayra se escuchaba normal el martes cuando se comunicó con su madre para pedirle una receta de cocina. Los niños se encontraban contentos. Nevaeh acababa de empezar sus clases. Los vecinos manifestaron que siempre veían a los niños jugando en bicicleta y paseando al perro. Algunas imágenes televisivas tomadas desde un helicóptero mostraron el patio de la vivienda repleto de juguetes.

Rosalinda Bustillos, vecina de la familia Pérez, señaló que su suegro escuchó dos disparos alrededor de las 5 a.m.

Saunier agregó que no hay reportes de que haya habido problemas anteriormente en ese lugar.

"Eran personas muy amigables y no los oímos discutir", indicó Joann Cobb quien vive cerca de la casa de los Pérez.

Cobb añadió que la familia se acababa de mudar hacía solo tres meses. "Estoy consternada. Era una familia muy alegre".

Daniel Borunda puede ser contactado en dborunda@elpasotimes.com

Sadie Gurman puede ser contactada en sgurman@denverpost.com