En las redes sociales es conocido como "El Wolverine" de Pemex, tras la difusión de una foto en la que aparece con el look del superhéroe
En las redes sociales es conocido como "El Wolverine" de Pemex, tras la difusión de una foto en la que aparece con el look del superhéroe ayudando a un lesionado de la explosión del jueves 31. (Agencia Reforma)
MÉXICO, DF 5-Feb .- En las redes sociales es conocido como "El Wolverine" de Pemex, tras la difusión de una foto en la que aparece con el look del superhéroe ayudando a un lesionado de la explosión del jueves 31.

En la vida real es Ricardo Fuentes, con 22 años de labor en el área de mantenimiento de la paraestatal, quien todavía no cree lo que le tocó vivir. Ese día, como siempre, entró a las 8:00 horas a su oficina, en el edificio anexo, y salió a las 15:30, pero antes de irse fue a la Torre Mayor a entregar unos documentos.

Estaba por salir cuando escuchó el estallido y sintió la fuerza de la onda expansiva.

"Sentí la vibración y volteo, y veo a compañeros caídos. Yo creo que, como todos, te quedas pasmado en una situación así.

En las redes sociales es conocido como "El Wolverine" de Pemex, tras la difusión de una foto en la que aparece con el look del superhéroe
En las redes sociales es conocido como "El Wolverine" de Pemex, tras la difusión de una foto en la que aparece con el look del superhéroe ayudando a un lesionado de la explosión del jueves 31. (Agencia Reforma)
Ya después, cuando empieza a correr la gente, me pregunté: '¿qué hago, corres o te regresas?'", recuerda.

Una nube de polvo llamó su atención y en la polvareda vio a varias personas lesionadas, por lo que con ayuda de una silla de oficina sacó a dos de ellas por un acceso que da hacia Marina Nacional. Ahí lo fotografiaron.

El hecho de que luciera como el personaje de los Hombres X no es casual, pues es fanático de la saga.

Lo excepcional fue que las personas junto a él tuvieran similitudes con otros personajes de la historieta: a su izquierda, un señora con el cabello blanco, como Tormenta; enfrente, un hombre en silla, como el Profesor X; y a su derecha, una mujer con un abrigo morado, como Magneto.

"El cuate que llevo en la silla es el hijo de la chava a la que se le ve el pelo canoso, de hecho no era tan canoso, lo que pasa es que traía polvo que se levantó del edificio", recuerda.

A cinco días de la tragedia que provocó la muerte de 37 personas, Ricardo no siente haber hecho nada extraordinario ni heroico.

"No es porque me haya metido para buscar fama, ese momento así lo exigía, era lo que se necesitaba", afirma.