El agua en el mencionado lago, muy popular para pasear en bote, pescar y nadar, es menor del cuatro por ciento del agua disponible para los consumidores y
El agua en el mencionado lago, muy popular para pasear en bote, pescar y nadar, es menor del cuatro por ciento del agua disponible para los consumidores y agricultores, según datos de la compañía El Paso Water Utilities, (EPWU). (El Paso Times)
El nivel del agua en la Presa del Elefante se encuentra muy por debajo en comparación con temporadas de irrigación anteriores debido a la prolongada sequía que prevalece en la región.

El agua en el mencionado lago, muy popular para pasear en bote, pescar y nadar, es menor del cuatro por ciento del agua disponible para los consumidores y agricultores, según datos de la compañía El Paso Water Utilities, (EPWU).

Martin Bartlett, portavoz de la compania, señaló que fotografías recientes tomadas por la Oficina de Rehabilitación de los Estados Unidos, muestran los dramáticos efectos de la sequía en dicho lago. Como resultado, EPWU planea abastecer la demanda de agua potable por parte del Río Bravo.

"Nos estamos preparando para perforar nuevos pozos y construir nuevas tuberías para transportar el agua a través de la ciudad de una manera más eficiente. Este año esperamos de nuevo muy poca cantidad de agua proveniente del río, sin embargo, por ahora es muy pronto para saber la cantidad exacta", señaló John E. Balliew presidente de El Paso Water Utilities.

Autoridades de la compañía de agua indicaron que generalmente se obtiene la mitad de su suministro de agua por parte de pozos en la ciudad.

La otra mitad proviene del agua que se libera de la Presa del Elefante hacia el Río Bravo.

La sequía prevaleciente en Nuevo Mexico y Colorado se traduce en una menor cantidad de agua para la ciudad de El Paso.

La mayor parte del agua almacenada en dicha presa proviene de la lluvia y la nieve que se genera durante el invierno en dichas entidades.

Balliew manifestó que la actual sequía, las temperaturas, la velocidad del viento así como la humedad en ambas regiones establecen la cantidad de agua que llega hasta El Paso.

Jesús "Chuy" Reyes, gerente general del Distrito No. 1 del Aprovechamiento del Agua en el Condado de El Paso, señaló que tanto los consumidores como los agricultores están siendo afectados por esta situación.

"Acabo de regresar del sur de Colorado, del área de Alamoso Wolf Creek, en donde se origina la acumulación de nieve de la cual dependemos y las cosas no se veían nada bien. Los agricultores y residentes de la región se encuentran muy preocupados. Todavía podemos recibir una buena cantidad de nieve desde ahora hasta el mes de abril pero no sabemos qué pasará. Nos encontramos a merced del clima".

Reyes agregó que la temporada de riego generalmente empieza en el mes de marzo, cuando el agua es liberada de la Presa del Elefante, sin embargo debido a la sequía ésta se retrasará hasta junio.

"La distribución del agua puede ser menor este año. Contamos con 58 pozos en el distrito sin embargo éstos no proporcionan la misma cantidad de agua que recibimos como resultado de obtener agua del Río Bravo".

México acordó esperar hasta junio para recibir su parte del agua de riego que utilizan los agricultores de Juárez.

A continuación se enlistan las peores sequías registradas en Estados Unidos durante los últimos tiempos según el sitio en Internet de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, NOAA.

-1933-1938: Período conocido como "Dust Bowl" en el cual 80 por ciento de la nación se vio cubierta con sequías de moderadas a severas, y por lo menos el 60 por ciento con sequías extremas.

-1953-1957: Período en el cual una severa sequía cubrió la mitad de la nación.

-1988: Se considera el año con la sequía más costosa de todos los tiempos la que causó pérdidas de cosechas con valor de 15 billones de dólares. Bartlett indicó que EPWU planea crear consciencia entre los residentes sobre la situación de la Presa del Elefante y los exhortará a conservar el agua.

El año pasado durante mayo, dicha compañía pidió a los paseños ahorrar voluntariamente agua por un espacio de dos semanas para evitar instituir restricciones obligatorias. Dicha medida fue un éxito por lo que los residentes posteriormente pudieron regar sus patios dos veces por semana en lugar de solo una.

Por el momento, los horarios de riego continúan vigentes en El Paso. Los hogares con direcciones que cuentan con números pares podrán hacerlo durante los martes, jueves y sábados mientras que los que cuentan con números impares podrán irrigar los miércoles, viernes y domingos. Los lunes no se permite regar a nivel residencial.

Para mayor información sobre cómo conservar el agua visite la página www.lessismore.org

Diana Washington Valdez puede ser contactada en dvaldez@elpasotimes.com