Christian Durán, de 18 años, recibió un impacto de bala en el torso aproximadamente a las 7:20 p.m. mientras intentaba estacionar su carro en la entrada de
Christian Durán, de 18 años, recibió un impacto de bala en el torso aproximadamente a las 7:20 p.m. mientras intentaba estacionar su carro en la entrada de su casa ubicada en la cuadra 5000 de la calle DeBeers a sólo tres cuadras de la mencionada escuela. (El Paso Times)
Hasta el momento no se ha realizado ningún arresto en relación al homicidio de un estudiante de Andress High School ocurrido el lunes por la noche y que según la policía podría estar vinculado con pandillas.

Christian Durán, de 18 años, recibió un impacto de bala en el torso aproximadamente a las 7:20 p.m. mientras intentaba estacionar su carro en la entrada de su casa ubicada en la cuadra 5000 de la calle DeBeers a sólo tres cuadras de la mencionada escuela.

El estudiante falleció más tarde en el hospital Centro Médico Universitario. Este es el primer homicidio que se registra en el 2013. La unidad de Crímenes Contra Personas y de Pandillas del Departamento de Policía de El Paso se encuentra investigando el incidente.

Los alumnos de la preparatoria Andress se empezaron a percatar el martes de lo acontecido con su compañero.

"Nos entristece la pérdida de uno de nuestros estudiantes", señaló el superintendente interino del Distrito Escolar Independiente de El Paso, Vernon Butler, a través de un comunicado. "En estos momentos tan difíciles nuestras oraciones se encuentran con sus familiares y amigos".

Por su parte la vocera del distrito, Renee de Santos, indicó que el martes varios consejeros se encontraban en el plantel escolar brindando su apoyo a los alumnos, maestros y demás personal.

Ismael Barraza, maestro de periodismo de dicha escuela, manifestó que se enteró de la muerte de Durán el lunes por la noche a través del Twitter.


Advertisement

"Nunca imaginé que él se juntara con personas capaces de hacerle algo así. Es muy doloroso ya que él nunca se mostró molesto con nadie. Era un joven alto y muy reservado".

Durán fue alumno de Barraza en dos clases durante los dos últimos años.

"Él siempre llegaba y me saludaba de mano. No muchos jóvenes hacen eso hoy en día".

Durante la clase, el adolescente se limitaba sólo a escuchar a menos que su equipo favorito, los Dodgers de Los Ángeles , saliera a relucir en la conversación.

"Yo también soy fanático de ese equipo por lo que cuando usaba una chamarra alusiva a éste Durán me decía 'qué padre chamarra'. Siempre hablaba sobre beisbol", señaló Barraza.

Agregó que como estudiante nunca expresó ningún objetivo en específico, sin embargo en una ocasión le comentó que en el futuro le agradaría tener un buen trabajo que le permitiera empezar una familia.

"Él tomaba las clases para ver si le gustaban o no. El periodismo no le gustaba. Decía que tenía que escribir mucho, sin embargo lo intentó".

El lunes por la noche, Oscar Domínguez, de 32 años, señaló haber escuchado alrededor de cuatro disparos antes de salir corriendo de su casa y fue cuando observó el carro de Durán deslizarse lentamente por la acera.

"Salí corriendo y por encima de la cerca vi el carro dando vueltas lentamente. Fui la segunda persona en salir".

Domínguez vio a la víctima en brazos de su padre quien también corrió al escuchar los disparos.

"El padre lo abrazaba llorando y decía ¿por qué a mi hijo?".

Un ex bombero trató de ayudar al joven mientras llegaba la policía y los paramédicos.

"Su pulso era muy débil. En ese momento me di cuenta que no iba a sobrevivir", agregó Domínguez.

El hombre indicó que la policía interrogó a uno de los vecinos ya que podría haber visto a la persona que le disparó a Durán.

Los investigadores habían acordonado el lunes por la noche una porción de la calle DeBeers, entre las arterias Shenandoah y Cermac, mientras realizaban las indagatorias.

Además de indicar que el homicidio podría estar relacionado con pandillas, la policía no ha revelado ninguna información adicional. La familia de la víctima no pudo ser contactada.

Se le pide a cualquier persona que pudiera aportar información sobre este caso que se comunique con la policía al 832-4400. También puede llamar a Crime Stoppers of El Paso al 566-8477.

Aaron Bracamontes puede ser contactado en abracamontes@elpasotimes.com