Fox News: Más que parecida a las propuestas previas

Chris Stirewalt, editor digital de política para Fox News, dice que la propuesta es más digerible para los conservadores que otras propuestas anteriores, incluyendo una del senador republicano de Arizona, John McCain.

"Incluye una amnistía amplia, pero refuerza las leyes de verificación de identidad para los buscadores de empleo, reglas más duras para quienes abusen de una visa y requiere además que aquellos inmigrantes indocumentados regresen a su país para tramitar la ciudadanía o enfrenten deportación. Hay más cosas que le gustarán a la derecha que la propuesta previa de McCain en 2007, pero aún así representa un compromiso fuerte".

Sargent: Esto es un progreso real

Greg Sargent, un bloguero liberal en el Washington Post, dijo que el trato representa un progreso real en la lucha por reformar las leyes migratorias del país.

"El hecho de que los Republicanos estén discutiendo la posibilidad de abrir un camino para la ciudadanía para 11 millones de personas, es en sí mismo un recordatorio de cuánto ha cambiado el debate en este terreno. Esto refleja cómo las elecciones del 2012 cimbraron a los Republicanos al ponerlos frente a frente del fenómeno demográfico".

ACLU: Podría afectar la privacidad

Chris Calabrese, consejero legislativo de la American Civil Liberties Union, asegura que un apartado en la propuesta que sugiere fortalecer la verificación del estatus migratorio de quien busque empleo podría afectar la privacidad.


Advertisement

"La obligatoriedad para los empleadores de usar el E-Verify, un sistema electrónico de verificación de datos del empleado, disfraza el requisito de identidad para todo el país, lo cual afecta la privacidad de cada trabajador Americano, al mismo tiempo que impone nuevos costos a los negocios.

La obligatoriedad de E-Verify podría no solo conllevar discriminación contra quienes parezcan extranjeros, sino también incrementar el riesgo de robo de identidad y hacer más difícil conseguir un empleo".

NALEO: Sacar de las sombras a los indocumentados

La Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos asegura que "los principios de la propuesta reconocen que nuestra nación está batallando por un sistema de inmigración descompuesto e intenta arreglar ese asunto de una manera justa y humana que traiga fuera de las sombras a 11 millones de personas indocumentadas que residen en el país. "Llamamos a los senadores a introducir una legislación que haga el camino a la ciudadanía una realidad al asegurar que el proceso legal de entrada al país sea eficiente y que el proceso de naturalización permanezca accesible y al alcance de los migrantes elegibles. También pedimos que los nuevos Americanos tengan el apoyo requerido para integrarse totalmente al tejido social de nuestra sociedad".

Mother Jones: El veto de los gobernadores

Adam Serwer de Mother Jones, una revista liberal, argumenta que el apartado que sugiere que una comisión supervisora sea la que determine si el reforzamiento de la frontera ha sido satisfactorio lo cual es una condición para aprobar el camino a la ciudadanía lleva consigo la posiblidad de veto.

"El plan implica que los trabajadores indocumentados podrán tener estatus legal después de que una comisión compuesta de gobernadores, procuradores y líderes comunitarios a lo largo de la frontera sur, certifiquen que la medida ha funcionado. Esto pone la suerte de 11 millones de inmigrantes indocumentados en manos de funcionarios republicanos como la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, 'quien no quiere que esto suceda'".

Hewitt: No hay suficientes detalles

El bloguero conservador Hugh Hewitt dijo que la propuesta no tiene todavía suficientes detalles para ser juzgada, especialmente en asuntos como cuánto tendrán que esperar los indocumentados antes de iniciar el proceso y cómo funcionará el sistema de verificación laboral.

"Esto es un proyecto hablado. Pero lo que se necesita ahora es una iniciativa. Una verdadera y honesta iniciativa que la gente pueda leer y debatir".

Frum: No beneficiará a los Republicanos

David Frum, quien escribía los discursos del Presidente George W. Bush, argumenta que la reforma migratoria no beneficará a los republicanos porque los nuevos votantes hispanos tenderán a ser demócratas.

"Los hispanos que batallan económicamente necesitan y quieren más gobierno de lo que el Partido Repúblicano les puede ofrecer. Los once millones de indocumentados que pronto estarán en el 'camino a la ciudadanía' necesitarán y pedirán más: créditos impositivos, Medicaid, vivienda, estampillas de alimentos y todo eso No es igual para todos, por supuesto, pero es suficiente para asegurar que los Demócratas ganarán una gran porción del voto hispano en los años por venir".