MONTERREY, NL 28-Ene .- Tras el hallazgo de al menos cinco cuerpos en una noria del Municipio de Mina, autoridades lograron extraer cuatro cadáveres, los cuales presentan huellas de tortura y la evidencia de que fueron fusilados, según una fuente de la ProcuradurÌa estatal.

Además se estableció que las víctimas hasta ahora localizadas en la zona estaban semidesnudas, con los pantalones abajo de las rodillas y múltiples heridas de bala, sobre todo en pecho, abdomen y cabeza.

Hasta esta mañana ninguna autoridad había informado si los cuerpos localizados pertenecen a algunos de los 16 integrantes del grupo Kombo Kolombia, quienes están desaparecidos desde el viernes pasado.

Aunque son cuatro los cuerpos extraídos de la noria, trascendió que por lo menos habrÌa seis más en el lugar.

"Precisamente se está investigando que fueron colocados en fila y los fusilaron, hasta ahora los cuerpos sacados de la noria tienen los pantalones abajo de las rodillas, como para que no escaparan, no traen camisa o playera", dijo la fuente.

Según informes oficiales, hasta anoche se tenía el reporte de restos humanos, sin precisar el número, que fueron localizados durante el mediodÌa en el fondo del pozo ubicado en un terreno baldío a la altura del kilómetro 92 de la carretera a Monclova, en Mina.

Otra fuente consultada reveló que la fosa habría sido encontrada gracias a que al menos una de las víctimas pudo escapar de sus plagiarios.

Agregó que el hombre que se salvó alcanzó a llegar hasta la carretera a Monclova, donde fue auxiliado por un trailero, quien lo llevó hasta una gasolinera en el kilómetro 98 de esa vía para pedir ayuda.

La Procuraduría trataba de establecer si el sobreviviente fue dejado escapar a propósito por los delincuentes para que informara sobre la situación.

El hallazgo de ayer causó la movilización de elementos de Fuerza Civil, del Ejército y de la Policía Federal.

La agrupación Kombo Kolombia desapareció desde las 4:00 horas del viernes, luego de que se presentó en un evento privado que se llevó a cabo en la bodega La Carreta, que también se le conoce como la cantina de "El Guti", en la antigua carretera al paraje Potrero Chico. p La desaparición quedó al descubierto la tarde del mismo viernes, luego de que familiares fueron a buscarlos a la bodega, porque no les respondían las llamadas telefónicas y no regresaron.