(Cortesía)
Autoridades de Chihuahua han capturado a un hombre del que dicen es responsable del asesinato de por lo menos 17 personas, del secuestro de 58 comerciantes y de la extorsión de cientos más en Ciudad Juárez durante los últimos dos años.

Lucio Muñoz Alvarado, alias "El Chacho", fue arrestado el jueves en el estado de Durango, desde donde negociaba por teléfono el pago de rescate de su última víctima, una propietaria de un restaurante de la zona centro de Juárez secuestrada en esa ciudad, dijeron las autoridades.

De acuerdo con la Fiscalía General de Chihuahua, Muñoz Alvarado es el supuesto líder de 101 secuestradores y extorsionadores que trabajaban en 31 organizaciones criminales en Juárez, todas ellas desmanteladas entre enero del 2011 y enero del 2013.

La investigación de la fiscalía estatal reveló que Muñoz Alvarado supuestamente estructuraba las organizaciones criminales y les daba a sus miembros armas y vehículos para cometer los secuestros y extorsiones.

De acuerdo con la indagatoria, la primera organización delictiva que estructuró fue la "Banda del Nazi", la cual fue desmantelada en enero del 2011. Los miembros de la banda fueron arrestados y proporcionaron información a las autoridades sobre El Chacho y cómo trabajaba.

En base a esa información, las autoridades pudieron dar con más de 20 organizaciones criminales, la mayoría de ellas dedicadas a secuestrar a empresarios de la zona centro de Juárez, las cuales tenían el mismo "modus operando" de la "Banda del Nazi" y estaban bajo el mando de Muñoz Alvarado.

La policía de Juárez también logró arrestar a ocho extorsionadores bajo las órdenes de Muñoz Alvarado. Los detenidos revelaron que extorsionaron a más de 100 negocios en la zona centro y la avenida de los Aztecas y que quemaron varios de ellos cuando sus dueños no lograban pagar la extorsión.

La investigación dice que Muñoz Alvarado también seleccionaba a sus víctimas y daba órdenes para secuestrarlas. Asimismo, "El Chacho" supuestamente ordenaba qué victimas podían ser liberadas cuando se pagaba el rescate y cuáles de ellas debían ser asesinadas cuando el pago era incumplido.

Muñoz Alvarado siempre estaba fuera de la ciudad cuando eran cometidos los crímenes y utilizaba diferentes cuentas de banco, donde los pagos de rescate y extorsiones eran depositados, para evitar ser vinculado o ser arrestado, de acuerdo con las autoridades.

También se identificaba como un hombre de negocios exitoso en Juárez, en donde es dueño de varios comercios, incluidos lotes de carros en "La Curva" y bares en la zona centro, dijeron las autoridades.

Las autoridades finalmente pudieron dar con el paradero de Muñoz Alvarado el jueves en Gómez Palacios, Durango, donde negociaba por teléfono el pago de rescate de la dueña de un restaurante en la zona centro de Juárez.

Agentes de la fiscalía estatal rescataron a la víctima de 37 años, quien había sido secuestrada en Juárez desde el 12 de enero del 2013, dos días después de que Muñoz Alvarado fuera arrestado en Gómez Palacios, con la ayuda de las autoridades estatales de Durango.

Luego de su arresto, las autoridades encontraron que "El Chacho" se había sometido a una liposucción para cambiar su apariencia física y cambiado su identidad a José Guadalupe Hernández Camarena.

Lorena Figueroa puede ser localizada en lfigueroa@elpasotimes.com 546-6129.