Click photo to enlarge
Lorenzo Vasquez, padre de Lorenzo Vasquez, quien fue secuestrado cuando era un bebé hace 60 años.
Cada año miles de hombres, mujeres y niños desaparecen en los Estados Unidos sin dejar rastro.

Los investigadores señalan que éstos provienen de todos los estratos sociales. Algunos podrían haber sido víctimas de actos de violencia, secuestrados por familiares o simplemente haber desaparecido por su propia voluntad. Varios han fallecido y sus cuerpos se encuentran en la morgue en espera de ser identificados o reclamados.

"A nivel nacional, hay alrededor de cien mil desaparecidos", indicó J. Todd Matthews portavoz del Sistema Nacional de Personas Desparecidas y Sin Identificar ( NamUs).

"Además podrían existir hasta 40 mil restos humanos sin identificar. En el país, cuatro mil 400 restos son encontrados cada año y más de mil permanecen aún sin identificar después de un año.

Lorenzo Vasquez fue secuestrado cuando era un menor y nunca se volvió a saber de él. Si esta vivo, hoy tendría 60 años
Lorenzo Vasquez fue secuestrado cuando era un menor y nunca se volvió a saber de él. Si esta vivo, hoy tendría 60 años (Ruben Ramirez/ El Paso Times)
Algunos han calificado a las personas desaparecidas como un 'desastre masivo silencioso'´".

NamUs es un centro de consulta en línea que cuenta con una base de datos sobre personas desaparecidas al que tanto el público como las autoridades pueden tener acceso. El centro fue creado en el 2009 y cuenta con los mejores expertos en medicina forense así como otros recursos para ayudar a los investigadores a resolver los casos de personas extraviadas.

Tradicionalmente, los casos con mayor antigüedad son los más difíciles de resolver y por esta razón se creó el mencionado centro. Gracias a los esfuerzos de coordinación y cooperación se han podido resolver cuatro mil 309 casos a nivel nacional incluyendo 209 en Texas y 70 en Nuevo Mexico.

"Dos casos de El Paso han sido archivados desde que empezó NamUs y, debido a que involucran a menores, no podemos revelar sus nombres", señaló Matthews. "Nosotros proporcionamos a las familias y a las autoridades las herramientas que les ayudan a establecer contactos".

En el Condado de El Paso y Sur de Nuevo Mexico 46 personas se encuentran desaparecidas y las autoridades consideran que pueden estar en peligro. De éstas, 35 son de El Paso, una del Condado de Doña Ana, cuatro de Las Cruces, dos de Silver City, dos de Deming y una de Alamogordo.

El detective del Departamento de Policía de El Paso Mike Aman observa un archivo conteniendo 24 casos sin resolver de personas desaparecidas.  Actualmente
El detective del Departamento de Policía de El Paso Mike Aman observa un archivo conteniendo 24 casos sin resolver de personas desaparecidas. Actualmente en el Condado de El Paso existen 38 casos sin resolver de personas desaparecidas. (El Paso Times)
Además de la información sobre personas extraviadas, NamUs cuenta con datos sobre los restos humanos sin identificar que se encuentran en la morgue así como de los que no han sido reclamados por sus familiares. Hasta el viernes, Texas contaba con mil 76 casos de personas sin identificar, de las cuales 21 pertenecen a El Paso, mientras que Nuevo Mexico contaba con cien.

En la morgue de El Paso se encuentran los restos óseos de una mujer hispana de cabello café y que fue encontrada desde 1994. Ésta medía cinco pies de altura y pesaba 112 libras.

Otro caso es el de un hombre anglosajón cuyo cadáver fue encontrado en un callejón durante 1993. Éste tenía tatuada la letra E o W en el brazo derecho y tenía el cabello rubio cenizo. Portaba una camiseta polo de color gris, pantalones de mezclilla así como calcetines y tenis de color blanco. En el sur de Nuevo Mexico, las personas extraviadas que se encuentran en la base de datos de NamUs incluyen a ocho del Condado de Doña Ana, dos del Condado de Otero, una del Condado Sierra y dieciocho del Condado Luna.

Tres experimentados detectives, Mike Aman, Irene Anchondo y Lee Medina, acordaron revelar información sobre algunos de sus casos más recientes con la esperanza de que alguna persona del público pueda proporcionar nuevas pistas y así poder resolverlos.

Veterana de la Guerra de Vietnam

Herlinda Soto, veterana de la Guerra del Golfo e inspectora de salud, tenía 43 años cuando desapareció durante el fin de semana del 4 de julio de 1993. Debido a la gran cantidad de sangre que se encontró en su residencia, la policía sospecha que se trató de un hecho violento.

"Su carro se encontró a cuatro millas de su casa a la orilla del desierto y había sangre dentro de la cajuela del mismo", señaló Aman quien trabaja en la sección de Crímenes Contra Personas del Departamento de Policía. "Nunca encontramos su cuerpo. Parece que éste fue transportado en su propio carro y la persona que lo hizo contó con la ayuda de alguien más".

La última persona que habló con ella fue una amiga con quien conversó por teléfono alrededor de las 11 p.m. del viernes 2 de julio.

"Su esposo había llegado temprano ese día para recoger a sus dos hijos. La pareja se había divorciado y enfrentado un pleito por la custodia de los menores.

Virginia Lazalde (l) y su hija Celia Hernandez hablan sobre la desaparición de su pariente, Lorenzo Vasquez, quien fue secuestrado en Juarez hace 60 años.
Virginia Lazalde (l) y su hija Celia Hernandez hablan sobre la desaparición de su pariente, Lorenzo Vasquez, quien fue secuestrado en Juarez hace 60 años. Nunca lo volvieron a ver. (Ruben Ramirez/ El Paso Times)
 El hombre regresó el lunes cinco de julio para devolver a los niños y al ver los restos de sangre en la cochera, llamó al 911. Dentro de la casa también encontró sangre. Creemos que Herlinda Soto murió a causa de una pelea pero aún no sabemos cómo la asesinaron".

Aman indicó que su ex esposo, quien a partir del incidente se mudó a Puerto Rico, negó haber tenido algo que ver con su desaparición y la policía no lo consideró como sospechoso.

Herlinda Soto vivía en la cuadra 1500 de la calle Bill Ogden en el Este de El Paso y su automóvil fue encontrado en la cuadra 1200 de la calle Pine Springs Drive, la cual en ese entonces era un área desértica. Soto, quien era veterana de la Operación Tormenta del Desierto, medía cinco pies con seis pulgadas, pesaba 150 libras y tenía ojos y cabello de color café.

"Ya han pasado casi 20 años, y si alguien sabe algo sobre este caso, es momento de que hable y proporcione más información".

Aman puede ser contactado en el Departamento de Policía de El Paso al (915) 564-7010.

Extraviado en Juárez

Lorenzo Lenchito Vásquez tenía sólo tres años cuando sus familiares de El Paso lo vieron por última vez en Juárez. Esto sucedió en 1954. Su madre, Virginia Lazalde, señaló que su hijo se encontraba jugando afuera de la casa de un pariente cuando desapareció.

"Con el transcurso de los años, recibimos informes de que mi hijo había muerto en un accidente en Juárez, después nos dijeron que unos parientes se lo habían llevado a El Paso o a California, sin embargo nunca pudimos confirmar esas historias. Otros dijeron que habían visto al niño subirse a un autobús de transporte público en Juárez y que alguien lo había llamado por su apodo "Lenchito", señaló la madre del infante.

"Durante varios años, la familia de su padre se negó a hablar sobre él. Éste murió hace 20 años y todavía no sabemos qué fue lo que sucedió con mi hijo. Si está vivo, necesito saber que se encuentra bien".

La madre llora mientras abraza las fotografías en blanco y negro de su pequeño hijo. La mujer tuvo otros hijos pero no ha podido olvidar a su primer retoño.

"Casi me vuelvo loca después de que Lorenzo desapareció. Lo busqué en varios lugares durante mucho tiempo. No quiero morir sin saber qué pasó con él. Sé que su desaparición fue reportada ya que la policía de Juárez llegó hasta mi casa y me preguntó si yo lo tenía escondido. Presiento que Lorenzo se encuentra en algún lugar".

Los investigadores señalaron que algunos menores que desaparecen son víctimas de secuestro por parte de sus familiares los cuales se los llevan hacia otros estados o países dificultando así que sus padres o tutores legales los recuperen.

Virginia Lazalde ha manifestado que desearía que alguien la ayude a elaborar un retrato del rostro de su hijo como luciría actualmente.

Otros casos incluyen a personas que se dirigían a Juárez y jamás se volvió a saber nada de ellas. En otro suceso, un hombre que se dirigía de Los Ángeles a El Paso para reunirse con sus familiares desapareció sin dejar rastro.

Cualquiera que cuente con información puede llamar a la familia al (915) 780-9033; (915) 861-0895. También puede ponerse en contacto con El Paso Times.

Según Matthews, tanto la geografía como otras jurisdicciones representan diferentes retos a la hora de encontrar personas adultas que han desaparecido. Por ejemplo, el cuerpo de una persona extraviada que falleció podría encontrarse en la morgue de otro condado o estado. Sin la posibilidad de verificar en otras jurisdicciones, un investigador nunca podría establecer la conexión.

NamUs también permite que el público presente información sobre familiares o conocidos que se encuentren extraviados. Después de que ésta ha sido analizada por las autoridades, los datos aparecen en el sitio de Internet de NamUs junto con alguna foto o dibujo de la persona que se busca.

Dicho sitio proporciona expertos en medicina forense, exámenes gratuitos de ADN así como sociedades con otras instituciones dedicadas a encontrar niños y adultos desaparecidos. NamUs es albergado por el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad del Norte de Texas en Fort Worth y financiado por el Instituto Nacional de Justicia.

Todos estos recursos se utilizan, en conjunto con las autoridades consulares de México, para identificar a los inmigrantes de este país que mueren en la línea fronteriza de Texas, Nuevo Mexico, Arizona y California. Estas muertes representan un gran problema , indicó Matthews.

Según la organización Proyecto de Recuperación de Restos Humanos en Arizona, los restos de dos mil 246 hombres, mujeres y niños se encontraron en la frontera de Arizona y Sonora entre los años fiscales 2001 y 2012.

México no cuenta con una base de datos similar a la de NamUs para cotejar los datos de personas desaparecidas con los restos recuperados. Además, éstos podrían pertenecer a individuos provenientes de países de Centro o Sudamérica.

Diana Washington Valdez puede ser contactada en dvaldez@elpasotimes.com