Un rifle calibre .223 con un magazine de 30 rondas se vende en Sportsman’s Elite Hunting and Gun Pro Shop
Un rifle calibre .223 con un magazine de 30 rondas se vende en Sportsman's Elite Hunting and Gun Pro Shop (Victor Calzada / El Paso Times)
MÉXICO, DF 18-Ene .- Cada hora, en Estados Unidos, tres personas, en promedio, mueren en actos relacionados con armas de fuego y siete más reciben un impacto de bala; en tanto que, al día, 53 personas consiguen un arma para quitarse la vida, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés).

En 2011, 32 mil 163 personas perecieron como consecuencia de delitos relacionados con armas, según fuentes de Gun Policy.

Menos de la mitad, 12 mil 553, fallecieron como consecuencia de atentados terroristas en todo el mundo, según cifras del Centro Nacional Contra el Terrorismo.

"Desde los atentados del 11/9, el Gobierno estadounidense ha destinado más de 500 millones de dólares a garantizar la seguridad nacional, mientras que, de acuerdo con la Oficina Presupuestaria del Congreso, el Capitolio apenas ha destinado recursos a detener los crímenes por armas de fuego", señaló el Violence Policy Center, según El País.

En este contexto, un día antes de que el Presidente Barack Obama presentara su plan para endurecer el control de armas, con el fin de reducir la violencia armada, en Estados Unidos fallecieron 30 personas y otras 162 resultaron heridas como consecuencia de disparos, destacó la dependencia.

Entre las medidas aprobadas por Obama destaca el incremento del control de los antecedentes de los compradores de armas. De acuerdo con el CDC, en 2011 se realizaron 16.4 millones de comprobaciones del historial delictivo y de enfermedades mentales de potenciales propietarios de armas, una media de 45 mil al día. Este recuento no incluye las transacciones privadas en las que no se exige ningún tipo de control.

Solo 214 de las ventas (el 0.001 por ciento) en las que se investigaron los antecedentes de los posibles adquirentes se frustraron por su historial de enfermedades mentales, tratarse de adquirentes se frustraron por su historial de enfermedades mentales, tratarse de ex convictos o por cualquier otro motivo por el que tuvieran vedada la tenencia de armas.

La matanza de Newtown, ocurrida hace poco más de un mes, ha servido de acicate a la Casa Blanca para lanzar su cruzada sobre el control de las armas. Sin embargo, desde que sucedió, el 10 de diciembre, han fallecido casi mil personas por impactos de balas, la mitad de las bajas del Ejército estadounidenses, a lo largo de la guerra de Afganistán.