CHIHUAHUA, Chihuahua 16-Ene .- Un desconocido de aproximadamente 35 años se convirtió en la víctima número 68 del crimen organizado en lo que va del presente año.

La víctima fue reportada por personas que recolectaban leña a la altura del kilómetro 79 de la carretera que conduce de San Juanito a Creel, en el municipio de Bocoyna.

La Fiscalía Zona Occidente informó que el cadáver se encontró enredado en un hule negro, con cinta adhesiva en el rostro y maniatado.

"El hombre vestía ropa deportiva y contaba con tatuajes de los luchadores Santo y Blue Demon en el pecho, otro en el abdomen de una telaraña y otro más de una cruz en la espalda", dijo Alexa Lara, vocera de la Fiscalía Zona Occidente.

El cadáver presentó tres heridas de bala, una en la cabeza y dos más en el pecho.



Advertisement