Foto del 24 de septiembre del 2012 de  George P. Bush, derecha, junto al ex presidente  George W. Bush, izquierda, en Irving, Texas. George P. Bush, hijo
Foto del 24 de septiembre del 2012 de George P. Bush, derecha, junto al ex presidente George W. Bush, izquierda, en Irving, Texas. George P. Bush, hijo del ex gobernador de la Florida Jeb Bush considera postularse en Texas. (Foto AP/LM Otero) (LM Otero)
AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) George Prescott Bush está demostrando que la fama de su familia en el ámbito de la política puede convencer todavía a los donantes para que abran la chequera.

El nieto del ex presidente George Bush y sobrino del también ex mandatario George W. Bush recaudó más de 1,3 millones de dólares en apenas ocho semanas desde que anunció que se postularía para un cargo público en Texas. El viernes, durante una entrevista con The Associated Press, Bush dijo que desconoce todavía qué puesto buscará.

"Seguro nos postularemos, la pregunta es para qué cargo", dijo George P. Bush en la primera entrevista sobre su futuro político desde noviembre, cuando presentó la documentación para solicitar una postulación en la oficina electoral de Texas.

El total recaudado por Bush es de 1.350.489 dólares en los 39 días laborables transcurridos entre el 7 de noviembre y el 31 de diciembre, dijo su coordinador de campaña Trey Newton, al hablar el lunes con la AP.

La primera contribución para Bush fue de su padre, el ex gobernador de Florida Jeb Bush, por 50.000 dólares. Su tío, George W. Bush, aportó también 50.000 dólares.

Hubo en total 449 donaciones de 29 estados, por un valor promedio ligeramente superior a los 3.000 dólares.

La dinastía Bush cuenta todavía con mucha influencia política en Texas, donde las raíces hispanas de George Prescott podrían prolongar el dominio que los republicanos han tenido en el gobierno durante las últimas dos décadas.

Bush habla español, y su madre Columba es originaria de México. Varios conservadores opinan que si George P. Bush apareciera en las papeletas electorales, los republicanos podrían consolidar el apoyo de los hispanos.

Ningún demócrata ha ganado un cargo de elección popular en Texas desde 1994, pero los hispanos tienden a votar en forma arrolladora por los demócratas, y representaron dos tercios del crecimiento poblacional en Texas durante la última década.

"Tendremos una mayoría hispana en seis años", destacó Bush durante la entrevista con la AP.

"No necesariamente coincido en que la idea de tener un candidato de origen hispano o alguien que pueda hablar español pueda obtener estos votos en forma automática", señaló Bush. "Dicho esto, es importante para nuestra táctica el tener candidatos que entiendan los problemas de la comunidad.

La madre de Bush ha dicho que uno de los motivos por los que ella y Jeb Bush se mudaron de Texas a Florida en la década de 1970 fue porque percibió actitudes racistas en ese primer estado. Pero para George P. Bush, el estar en Texas es, "por encima de un tema de incomodidad, una oportunidad económica".

"Este ha sido, al menos para nuestra generación, el mejor lugar para estar en el aspecto económico", dijo acerca de Texas y su robusta generación de empleos.

Aproximadamente el 65% de las contribuciones para la campaña de Bush provino de Texas. Las donaciones desde Florida representaron 25%. Otro 9% provino del resto del país.

Bush no considera que haya más intolerancia hacia los hispanos en Texas.

"Obviamente creo que este problema existe en cualquier lugar al que vayas", comentó. "No creo que sea único de aquí".