Click photo to enlarge
David Cervantes, de El Paso's Bakery, pone los últimos toques a la Rosca de Reyes.
EL PASO.- Dolores Ayala propietaria de la panadería Kansas Bakery, ha visto crecer año con año la tradición de que los paseños se reúnan a compartir una Rosca de Reyes.

Ayala, una madre de familia que heredó de su padre el oficio de la panadería, se ha encargado desde hace 14 años de la elaboración de la tradicional Rosca de Reyes.

La experiencia adquirida a través de los años le ha permitido comprobar de primera mano el crecimiento de una tradición eminentemente hispana, de la que según Ayala, las familias anglosajonas de la localidad cada vez participan más.

"El año pasado cocinamos 600 y para este año tenemos proyectado llegar a mil Roscas de Reyes", dijo Ayala. "Aquí a la panadería llegan personas americanas y les explicamos de que se trata la tradición, compran su rosca y al año siguiente vuelven".

El consumo de Rosca de Reyes el 6 de enero, es una tradición de largo arraigo ligada al cristianismo, sobre todo en México y varios países de Latinoamérica. En ella se evoca la llegada de unos Magos de Oriente para adorar al niño Jesús.

De acuerdo a la creencia cristiana, los Reyes Magos fueron guiados hacia Belem por una estrella y llevaban como regalos para el niño recién nacido oro, incienso y mirra.

A las Roscas de Reyes, generalmente ya horneada, se le coloca en su interior un muñeco de plástico que representa la ayuda de los cristianos para esconder a Jesucristo niño de la persecución de la que fue objeto por parte del Rey Herodes.

"Nosotros seguimos la tradición e incluimos los "niños Dios" en cada rosca, por lo general son dos, pero si el cliente quiere más se los agregamos sin problema", señaló Ayala.

La costumbre marca que aquella persona que parta un pedazo de la Rosca de Reyes y en su interior vaya la figura de plástico representando al "niño Jesús", deberá de comprar los tamales el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

"Aparte de que saben muy rico (las roscas), es muy divertido tratar de adivinar a quien le toca el 'monito', yo la llevo para mi trabajo, no conocía la tradición pero al que le toque va a tener que comprar los tamales", dijo Anahí Méndez cliente de Kansas Bakery.

Otras panaderías de la ciudad como Bowie en sus dos sucursales, contemplan aumentar hasta en 50 por ciento la producción de Roscas Reyes.

"El año pasado hicimos 2 mil en las dos sucursales y en esta ocasión vamos a cocinar 3 mil", dijo Mario Gutiérrez gerente de Bowie Bakery sucursal Oeste. "Desde el viernes han empezado a llegar por las roscas y esperamos que entre sábado y domingo aumenten los pedidos".

Sergio Delgado quien cambió su residencia a El Paso desde hace tres años proveniente de Ciudad Juárez, comentó que el hecho de que panaderías paseñas estén preocupándose por satisfacer la demanda de productos meramente hispanos es una buena señal.

"Ahora ya no tengo que ir a Juárez por una Rosca de Reyes, aunque no nací aquí me siento como en casa al ir a la panadería y que tengan los productos que me gustan", dijo Delgado. "Las de aquí hasta saben mejor".

Consuelo Lizardo gerente 'La Moderna Bakery' del moreste de la ciudad, señaló que debido a la demanda este año aumentarán en 100 la producción de roscas en comparación con el año anterior.

"Vamos a cocinar 350 y las nuestras tiene la particularidad de que llevan rodajas de piña y están rellenas de cajeta y a la gente le encanta su sabor", dijo Lizardo.

El precio promedio de una rosca en El Paso fluctúa entre los 9 dólares hasta los 25 dependiendo en el tamaño y relleno.

Soledad Mendoza colaboradora del Santuario de San Judas Tadeo ubicado en el Oeste de la ciudad, comentó que par los católicos es muy importante hacer del conocimiento de las nuevas generaciones las festividades y sobre todo su significado en la fe.

"En este año la fiesta de los Reyes Magos, el 6 de enero cae en domingo, y en la parroquia al terminar la misa de mediodía, se hará un representación para que los niños entiendan la celebración", comentó Mendoza.

Al termino de la representación se entregarán dulces y juguetes a los niños que acudan, una tradición que de acuerdo a Mendoza lleva 20 años realizándose en San Judas.

Juan Antonio Rodriguez puede ser localizado en jrodriguez@elpasotimes.com 546-6134