El presidente Hugo Chavez en una foto de archivo
El presidente Hugo Chavez en una foto de archivo (Associated Press)
CARACAS, Venezuela (AP) El presidente venezolano Hugo Chávez recibe tratamiento para una insuficiencia respiratoria derivada de una infección pulmonar "severa", informó el gobierno de Venezuela, utilizando por primera vez este término para describir el estado del mandatario.

Fue la confirmación más contundente hasta el momento de que Chávez tiene graves problemas para respirar, tras días de rumores sobre un deterioro de su estado de salud.

En tanto, el diario El Nacional criticó en su editorial del viernes lo que llamó el "vacío informativo" en torno a la salud del mandatario.

"Todo es posible porque nadie desde el gobierno habla claro", sostuvo el diario venezolano, al recordar el secreto que rodeó la muerte del gobernante soviético Josef Stalin como la del líder chino Mao Zedong.

Chávez no se ha presentado en público desde la operación a que fue sometido el 11 de diciembre en Cuba, y el reporte más reciente de su gobierno, emitido el jueves por la noche, alimentó las conjeturas de que difícilmente pueda rendir juramento el 10 de enero para otro mandato, como dispone la Constitución.

El mandatario, de 58 años, "ha enfrentado complicaciones como consecuencia de una severa infección pulmonar" tras la delicada cirugía, informó el jueves el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, en un breve mensaje a la nación por radio y televisión.

"Esta infección ha derivado en una insuficiencia respiratoria que requiere... un estricto cumplimiento del tratamiento médico", agregó, leyendo un comunicado oficial.


Advertisement

La televisión estatal emitió reiteradamente el video de una canción en la cual raperos exhortan a orar por Chávez y proclamar que "vivirás y vencerás". Durante la canción se escucha el fragmento de un discurso en el cual Chávez dice, "yo estaré con ustedes siempre".

El nuevo informe oficial sobre el estado de salud de Chávez aparentemente elevó la posibilidad de que el mandatario pudiera estar conectado a un respirador artificial. Pero el gobierno no atendió esa pregunta ni proporcionó detalles sobre el tratamiento.

El doctor Gustavo Medrano, neumonólogo del Centro Médico de Caracas, dijo que no estaba claro cuál era la magnitud de la infección ni en qué medida estaban afectados los pulmones u otros órganos.

"Lo más probable es que (Chávez) esté en ventilación mecánica", dijo Medrano, pero que también pudiera no estarlo, de acuerdo con su estado.

Dijo que ha visto otros casos de pacientes con infecciones pulmonares severas después de cirugía para el cáncer. "En general eso es muy malo (...) sobre todo después de una cirugía como la que le hicieron" al mandatario, añadió.

Por su parte, Michael Pishvaian, oncólogo de la Universidad Georgetown en Washington, dijo que tales infecciones respiratorias pueden ir de "una leve infección que requiera antibióticos y oxígeno complementario a complicaciones respiratorias que pongan en riesgo la vida".

"Podría ser una muy mala señal", dijo Pishvaian. Agregó que es posible que Chávez esté utilizando un respirador artificial pero es imposible saberlo si no se cuenta con más información.

El gobierno expresó su confianza en el equipo médico de Chávez y condenó lo que llamó una "campaña de guerra psicológica" en los medios internacionales sobre la condición del presidente. Las autoridades han instado a los venezolanos a no prestar atención a los rumores acerca de la condición de Chávez.

Miriam Bolivar, miembro del colectivo barrial "Esquina Caliente", parte de los grupos de base del Partido Socialista Unidos de Venezuela (PSUV), expresó que el mandatario "es el único líder de la Revolución Bonita, no nos imaginamos la vida sin él, él es la vida. Esta es una batalla más y tenemos fe que una vez más saldrá airoso".

Al ser preguntada por la ola de rumores que sugieren que el mandatario estaría grave, Bolívar expresó su confianza en los ministros, "ellos no traicionarían la confianza del comandante, el comandante es el primero que ha pedido que nos digan la verdad por más dura que sea".

Algunos simpatizantes de Chávez, empero, tienen sus dudas.

"Chávez es como un papá para nosotros los pobres, pedimos a Dios por su pronta recuperación y esperamos que sea cierto lo que nos dicen. Chávez tiene toda mi confianza, el siempre habla con la verdad; de la gente que lo rodea no puedo decir lo mismo", dijo Ricardo Maya, un mensajero de 24 años.

Chávez se ha sometido a cuatro intervenciones quirúrgicas relacionadas con un tipo de cáncer pélvico no revelado desde junio de 2011. Se ha negado a revelar la localización precisa de los tumores que han sido extraídos quirúrgicamente.

Fue reelegido en octubre para un nuevo mandato de seis años, y dos meses más tarde anunció que el cáncer había regresado. Chávez dijo antes de la operación que, si su enfermedad le impedía asumir su mandato, el vicepresidente, Nicolás Maduro, debía ser el candidato de su partido para que lo sustituya en una nueva elección.

La crisis de salud de Chávez ha planteado varias polémicas antes de la toma de posesión prevista para el próximo jueves, entre ellas la legalidad de aplazar la asunción y lo que sucederá si Chávez no puede comenzar su nuevo mandato. Los planes de los aliados de Chávez siguen siendo un misterio.

La Constitución venezolana dice que el presidente debe jurar el 10 de enero ante la Asamblea Nacional. Algunos funcionarios del gobierno han planteado la posibilidad de que Chávez no esté en condiciones de hacerlo, aunque sin decir qué sucederá en tal caso.

La Constitución dice que si un presidente electo muere o es declarado incapaz de continuar en el cargo, el presidente de la Asamblea Nacional debe encargarse temporalmente de la presidencia y convocar una nueva elección dentro de los siguientes 30 días.

Sin embargo, algunos de los más cercanos colaboradores del mandatario descartan la idea de que la toma de posesión tenga una fecha límite, afirmando que la ceremonia inaugural puede ser diferida si Chávez necesita más tiempo para recuperarse.

Algunos de esos desacuerdos podrían ventilarse el sábado, cuando la Asamblea Nacional, controlada por una mayoría oficialista, se reúne para seleccionar a los directivos del Legislativo para nuevo período de sesiones. Dicha sesión se efectuará sólo cinco días antes del día programado para la toma de posesión.

Diosdado Cabello, actual presidente de la Asamblea Nacional y estrecho aliado de Chávez, expresó a través de la red social de Twitter que los adversarios del mandatario no encontrarán espacios en el Legislativo para cambiar el rumbo político del país.

"Si la oposición cree que en la Asamblea encontrará un espacio para conspirar contra el pueblo se vuelve a equivocar, será derrotada", escribió Cabello en Twitter.

"Que nadie se equivoque, esa Asamblea Nacional es revolucionaria y socialista, seguirá al lado del Pueblo y de nuestro Comandante", expresó en otro mensaje.

"Mañana estaremos en la Asamblea Nacional instalando su nueva directiva, invitamos al bravo Pueblo a seguir construyendo la revolución", agregó.

___