En octubre, un juez estatal sentenció a Miguel Vargas, de 23 años, a cumplir una condena de 16 años en prisión después de que un jurado lo acusara de dos
En octubre, un juez estatal sentenció a Miguel Vargas, de 23 años, a cumplir una condena de 16 años en prisión después de que un jurado lo acusara de dos cargos por homicidio culposo por conducir en estado de ebriedad y dos por asalto mientras manejaba en estado de ebriedad. (El Paso Times)
Autoridades de la Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texas concluyeron su investigación que involucra a un bar ubicado en el Distrito de Entretenimiento Cincinnati el cual podría haberle proporcionado bebidas alcohólicas a un hombre que ya se encontraba ebrio y que fue acusado de ocasionar un accidente el año pasado en el que dos mujeres perdieron la vida.

En octubre, un juez estatal sentenció a Miguel Vargas, de 23 años, a cumplir una condena de 16 años en prisión después de que un jurado lo acusara de dos cargos por homicidio culposo por conducir en estado de ebriedad y dos por asalto mientras manejaba en estado de ebriedad.

El 28 de diciembre del 2011, Vargas se encontraba conduciendo su vehículo Mitsubishi Eclipse de color rojo por la calle North Mesa cerca de Executive Center Boulevard cuando perdió el control del mismo y se estrelló contra un edificio.

En el accidente murieron dos de sus acompañantes, Kimberly Araujo de 23 años e Idaly Reyes de 19 años. Asimismo, Nefi Armendáriz y Stacey Reyes resultaron gravemente heridos.

Durante el juicio de Vargas, Armendáriz y Reyes declararon que aún continúan recuperándose de sus heridas.

El teniente Salvador Moralez, vocero de la mencionada comisión en El Paso, confirmó este miércoles que la investigación sobre si los empleados del Bar Marco Polo le proporcionaron las bebidas alcohólicas a Vargas, quien al momento del incidente contaba con una concentración de alcohol en la sangre de .


Advertisement

25, y le sirvieron alcohol a sus pasajeros menores de edad había concluido.

El caso ya ha sido remitido a la unidad legal de dicha comisión en Austin.

"El proceso ahora se encuentra entre nuestra unidad legal y el propietario del bar Marco Polo, el cual nuestra investigación determinó fue el lugar donde se proporcionaron las bebidas alcohólicas que contribuyeron a que ocurriera el fatídico accidente".

Según los registros de CBAT, al bar Marco Polo se le acusa de vender y servir bebidas alcohólicas a menores de edad así como a una persona quien ya se encontraba ebria.

La empresa Exit Stage Left Inc. es la propietaria del mencionado bar. En los registros públicos del Condado de El Paso también aparece George Cisneros, ex propietario del bar 02 ubicado en el mismo distrito de entretenimiento, como dueño del mismo.

En el 2005, al mencionado bar también se le acusó por haber servido bebidas alcohólicas a una persona ebria. A éste se le multó con mil 500 dólares los cuales fueron pagados.

Cisneros no pudo ser contactado el miércoles para emitir un comentario.

Moralez señaló que éste ya ha sido informado de tal violación y podría pedir una audiencia pública. De ser así, ésta se llevaría a cabo en El Paso ante un juez de la Oficina de Audiencias Administrativas del Estado de Texas, y podría programarse dentro de varios meses.

Otras posibles sanciones incluyen multas y la suspensión o cancelación de la licencia para expedir bebidas alcohólicas del bar Marco Polo.

Según el sitio en Internet de CBAT, vender bebidas alcohólicas a un menor de edad se considera un delito menor Tipo A y se sanciona con hasta un año en prisión y una multa de hasta cuatro mil dólares. Por otro lado, vender bebidas alcohólicas a una persona ebria también se considera un delito menor y puede ser sancionado con una multa entre cien y 500 dólares y hasta un año en prisión.

Adriana M. Chávez puede ser contactada en achavez@elpasotimes.com