Este año hubo una reducción dramática de homicidios, lo que contribuyó en la reapertura de negocios y el establecimiento de nuevos. Las inversiones
Este año hubo una reducción dramática de homicidios, lo que contribuyó en la reapertura de negocios y el establecimiento de nuevos. Las inversiones extranjeras regresaron a la industria maquiladora y más vacantes abrieron, dando trabajo a miles de personas. (El Paso Times)
Ciudad Juárez concluirá el 2012 muy diferente que en los últimos cuatro años.

Señalada como una ciudad insegura por la guerra contra las drogas y la violencia, Juárez ahora se ha convertido en un lugar donde la gente puede caminar otra vez por las calles sin sentir que serán víctimas del crimen.

"Ya no sientes el ambiente pesado de muerte que se sentía en los años anteriores", dijo Marcela Hernández, una contadora pública de una maquiladora de Juárez, quien sólo salía de su casa para ir a trabajar o hacer cosas esenciales los últimos cuatro años hasta este 2012.

Y es que, para muchos, como Hernández, Juárez empezó a sentirse y a ser-- un poco más seguro.

Este año hubo una reducción dramática de homicidios, lo que contribuyó en la reapertura de negocios y el establecimiento de nuevos. Las inversiones extranjeras regresaron a la industria maquiladora y más vacantes abrieron, dando trabajo a miles de personas.

Aunque una policía y castigos más duros influyeron en la reducción del crimen y a la sensación de seguridad para muchos juarenses, aún existe corrupción dentro de las filas de la policía.

Expertos dicen que Juárez aún tiene un largo camino por recorrer para sanarse de la violencia y regresar a ser la ciudad como la que fue antes de la narco guerra.

HOMICIDIOS A LA BAJA

Este año la violencia en Ciudad Juárez se desplomó de manera dramática. Para las autoridades, esto es señal de progreso.

"La realidad es que Juárez tiene índices normales de una ciudad buena", dijo el alcalde Héctor Murguía en una declaración escrita a principios de este mes.


Advertisement

Dijo que Juárez rompió su propio récord al registrar sólo 28 homicidios en noviembre, el menor número de muertes violentas visto en un mes desde enero, de acuerdo con la Fiscalía General de Chihuahua.

Para el primer fin de semana de diciembre, cuando el Presidente Enrique Peña Nieto tomó posesión, no se reportaron homicidios, algo que no se había visto en los últimos cinco años, agregó.

"Me siento muy orgulloso de todos los esfuerzos porque Ciudad Juárez, en menos de dos años, redujo la violencia que le tomó 10 años a lugares como Palermo, Medellín, Chicago y Nueva York", dijo Murguía.

Estadísticas de la procuraduría indican que los homicidios han ido a la baja desde el 2010. En ese año se registraron 3 mil 084 homicidios y en el 2011 hubieron mil 940. En el 2012, del 1 de enero al 26 de diciembre, esos números se redujeron a 746.

Los secuestros y extorsiones también registraron una baja, de acuerdo con autoridades.

Desde el 1 de octubre del 2010 al 26 de noviembre del 2012 hubo 328 personas arrestadas y 79 bandas desarticuladas, de acuerdo con estadísticas de la fiscalía en su página electrónica.

Pese al declive en homicidios y crimen en el año, el gobierno de Estados Unidos alertó a sus ciudadanos de los riesgos de viajar a Ciudad Juárez el mes pasado.

En una nueva alerta de viaje, el Departamento de Estado siguió describiendo a Juárez y la Ciudad de Chihuahua como lugares de "preocupación especial" y advirtió de no realizar viajes "no esenciales" al estado.

El Gobernador de Chihuahua César Duarte respondió a la alerta, tildándola de una estrategia turística de Texas .

"Es parte de la promoción que Texas está haciendo para descalificar a sus competidores, como Chihuahua en este caso", dijo.

MAYOR ECONOMIA Y EMPLEOS

La economía de Juárez revivió en el 2012, como consecuencia directa de la reducción del crimen, de acuerdo con la Cámara Nacional de Comercio (Canaco).

Entre el 2008 y el 2010 hubieron mil 304 negocios que clausuraron, fueron abandonados o quemados porque no pagaron la "cuota" o la extorsión a criminales, de acuerdo con estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Para el 2010 hubo 346 negocios que cerraron, agregan los datos.

Pero, en el 2012, especialmente durante los primeros seis meses, hubo un boom de negocios en la ciudad, dijo el director de Canaco, Guillermo Gutiérrez.

"Algunos dueños de negocios que se refugiaron en El Paso regresaron a Juárez para abrir sus negocios u otros nuevos. Otros que habían cambiado sus locales a lugares menos vistosos regresaron a las avenidas transitadas para abrirlos", dijo. "La gente tuvo confianza una vez más en Juárez".

Gutiérrez dijo que docenas de restaurantes, bares, cafés, y otros negocios abrieron en las avenidas principales de la ciudad como la Gómez Morin, Tomás Fernández, Paseo Triunfo de la República y el área del Pronaf.

También, "tenemos ahora reportes del 100 por ciento de ocupación en los centros comerciales", agregó.

No tuvo disponibles estadísticas inmediatamente de cuántos negocios abrieron este año. Pero dijo que la membresía en Canaco creció a 12 mil negocios en el 2012 de menos de 8 mil 500 en el 2010.

También, unas 500 tiendas de abarrotes, que fueron las más afectadas por las extorsiones y asaltos, reabrieron este año, de acuerdo con Canaco.

La industria maquiladora, que es responsable de hasta el 60 por ciento de los empleos formales en la ciudad, tuvo un año positivo, de acuerdo con la Asociación de Maquiladoras de Juárez (AMAC).

Estadísticas de AMAC indican que para finales de noviembre hubieron 215 mil 331 empleos en la maquiladora de 193 mil 416 durante el mismo mes el año pasado.

"Esta es una señal clara de un crecimiento continuo y de recuperación económica en nuestra ciudad", dijo el presidente de la AMAC, José Luís Armendáriz Bailón el mes pasado.

AMAC estima que habrá más inversiones en la ciudad y, con ello, más trabajos.

En noviembre la compañía Wistron México en Juárez anunció la expansión de sus operaciones en el área de manufactura de teléfonos celulares. La compañía, que tiene su base en Taiwán, no reveló el número de celulares que producirá ni la marca.

El anuncio incluirá que mil empleados serían contratados en diciembre. Otras 2 mil personas serán contratadas en los primeros meses del 2013.

Wistron, que opera desde 1998, emplea a unas 5 mil 500 personas.

POLICIA LOCAL, AHORA EL PROBLEMA

Mejores investigaciones y procesos judiciales en contra de criminales como resultado de una mejor coordinación entre las corporaciones de los tres niveles de gobierno han contribuido a la reducción del crimen y a la sensación de seguridad en Juárez, de acuerdo con expertos.

El psicoterapista Hugo Almada, miembro del panel de seguridad del programa Todos Somos Juárez, dijo que la salida del Ejército y la policía federal para finales del 2011 también contribuyeron a que la gente se sintiera segura en el 2012.

El programa, que está integrado de líderes de gobierno y de la sociedad civil, fue establecido en el 2010 por la administración del ex Presidente Felipe Calderón para la reconstrucción del tejido social en Juárez.

"No hay duda que Juárez está mucho mejor. Hay un sentido de seguridad y tenemos que reconocérselo a la policía. Sin embargo, esa misma policía, en especial la policía municipal, sigue teniendo problemas de corrupción", dijo Almada.

En noviembre, el panel de seguridad documentó más de 20 quejas de ciudadanos en contra de la policía de Juárez. Todas las quejas estuvieron relacionados al abuso de autoridad y, al menos cuatro de ellas, fueron casos en que la policía supuestamente plantó drogas o armas a gente inocentes como manera de extorsionarlos.

Apenas la semana pasada, la Procuraduría General de Chihuahua anunció el arresto de tres policías de Juárez bajo cargos de tortura, abuso sexual agravado y abuso de autoridad, todos en relación con el maltrato de dos hombres en su custodia el 6 de marzo.

Uno de los oficiales supuestamente forzó a uno de los hombres a tragarse varias balas, de acuerdo con las autoridades.

"Ahora la gente tiene más miedo a la policía que a los criminales", dijo Leticia Chavarría, miembro del panel de seguridad del Comité Médico Ciudadano, una organización civil establecida hace cuatro años ante los secuestros de doctores.

Almada y Chavarría coincidieron en que la gente pobre ha sido la más afectada por los abusos policíacos.

"Trato de no cruzarme en su camino", dijo sobre la policía local Arcelia Rodríguez, de la colonia Morelos, quien vive en una casa de una recámara con dos de sus hijos adultos y un nieto.

La mujer de 40 años dijo que en abril la policía municipal golpeó sin razón alguna a su hermano y en el verano su hijo casi es detenido por no llevar consigo una identificación.

El jefe de la policía municipal, Julián Leyzaola, admitió en una entrevista previa este mes sobre los oficiales que abusan de su poder.

"Tengo una policía que hay que estarla vigilando en todo momento, por eso le digo que han salido más de 800 policías que no eran profesionales. Era gente que detenía a personas aduciendo que no traían identificación, cuando sabemos eso es ilegal, o por cualquier otra cosa. No lo voy a negar, eso ha pasado. ¿Qué fue lo que hice? Pues tenía que depurar a la policía y cuando hablo de depuración no es solo sacar a los policías que trabajaban con la delincuencia, es también sacar a los policías corruptos, a los que le quitan el dinero a la gente, a los que se dedican a acarrear gente a la barandilla, porque eso es también corrupción", dijo.

Agregó que la policía ha recibido hasta cinco o siete quejas de derechos humanos por detenciones arbitrarias.

"¿Qué fue lo que hice? Empezamos una revisión de los procesos y me di cuenta que realmente estaban abusando de su investidura", manifestó.

FALTA POR SANAR HERIDAS DE LA VIOLENCIA

Aunque durante el año se trabajó para resolver en el problema de inseguridad, a Juárez le faltaron las maneras de cómo lidiar con las heridas de la violencia, de acuerdo con expertos.

"Hay que recordar que Juárez vivió una guerra y los juarenses están sufriendo de estrés post traumático causado por esa guerra", dijo Chavarría.

Aldama agregó que tardarán años para que las víctimas y sus familias sanen de las heridas emocionales causadas por la violencia y para que el resto de la comunidad tenga una vez más confianza en su policía y en la garantía de sus derechos humanos.

"Claro, hay menos miedo ahora que en el pasado, pero el estrés y la tensión continúa para víctimas de la violencia y algunos miembros de la población en general", dijo.

Expertos dijeron que las autoridades de gobierno han olvidado ponerle atención y recursos, no sólo a programas para ayudar a las víctimas de la violencia, sino también a reestablecer la cultura de la no violencia en la paz.

"Tengo optimismo de que sucederá", dijo Aldama. "Si continuamos avanzando en la reducción del crimen y la violencia en el 2013, podremos avanzar en la reconstrucción del tejido social en un futuro cercano".

Lorena Figueroa puede ser contactada en lfigueroa@elpasotimes.com; 546-6129.