EL PASO.- El ex propietario de una tienda en el sector central de El Paso que suministró equipo a los miembros de varias agencias policiacas se declaró culpable a principios de este mes por haber contrabandeado municiones hacia México.

Como parte de la declaración de culpabilidad realizada ante fiscales federales, Héctor Ayala, de 48 años, perderá el derecho sobre más de cien mil dólares en efectivo junto con miles de municiones, piezas de blindaje personal y otros implementos.

Agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas arrestaron a Ayala en abril casi cuatro meses después de que realizaron una redada en el establecimiento Uniforms of Texas, ubicado en el 6601 Montana, del cual éste era propietario.

Documentos en corte muestran que Ayala se declaró culpable el 5 de diciembre por haber facilitado el contrabando de varios artículos desde los Estados Unidos. Éste será sentenciado por un juez federal en el mes de febrero.

A Ayala se le acusó originalmente de dos cargos por facilitar el contrabando de artículos desde los Estados Unidos, por exportar ilegalmente chalecos antibalas y cargadores de gran capacidad sin el debido permiso así como por lavado de dinero.

En su acusación, los fiscales señalaron que entre el primero de septiembre del 2009 y el tres de diciembre del 2011, Ayala encubrió y facilitó el transporte de municiones de varios calibres, aproximadamente 300 cargadores de municiones de gran capacidad así como aproximadamente 800 chalecos antibalas sabiendo que dichos artículos serían exportados de Estados Unidos hacia México.

La acusación también afirma que durante el mismo período, Ayala realizó transacciones financieras con ganancias derivadas de la venta de municiones, cargadores y chalecos antibalas. En múltiples ocasiones, Ayala presuntamente realizó transacciones en efectivo por cantidades menores a los diez mil dólares para evitar así el tener que reportar dichas cantidades.

El mencionado establecimiento, Uniforms of Texas, cambió de propietario después de la redada de diciembre del 2011.

Según documentos en corte, los fiscales se encuentran buscando la confiscación de 103 mil dólares así como los casi dos mil 500 dólares que Ayala tenía en efectivo al momento de la redada. El resto de dicha cantidad se encontraba en la cuenta bancaria del negocio de Ayala, Uniforms of Texas.

Éstos también buscan el decomiso de ocho mil 683 series de municiones encontradas en la tienda, junto con 460 chalecos antibalas, mil 095 cargadores, dos mil 382 pares de botas así como 18 mil 041 accesorios junto con varios artículos más.

Adriana M. Chávez puede ser contactada en achavez@elpasotimes.com