EL PASO.- Mayela Mejía conoció a Jenni Rivera hace diez años en el escenario del Coliseo de El Paso.

"La gente me preguntaba si éramos hermanas. Ella me subió al escenario para saber cuál era el alboroto. Ella le dijo al público 'Les presento a mi hermana'", señaló Mejía.

Ambas se hicieron amigas a partir de ese momento y se comunicaban dos o tres veces al mes. Mejía, quien a menudo recogía a Rivera en el aeropuerto, se impresionó al escuchar la noticia de que la cantante había muerto en México en un accidente aéreo ocurrido el domingo.

"No puedo creer que esté muerta", dijo.

Mejía representa el sentir de miles de fanáticos, amigos y socios en México y en los estados fronterizos de Estados Unidos, incluyendo El Paso, en donde la popular intérprete era conocida como La Diva de la Banda.

Los investigadores aún tratan de descifrar lo que sucedió con la nave Learjet 25 la cual se estrelló en la madrugada del domingo. En el accidente murió Rivera, de 43 años, y otras seis personas.

"Muchos de sus fanáticos todavía no lo pueden creer. Ella era una persona muy querida aquí en El Paso", indicó María Galnares directora de promociones de la estación de radio El Gato (KYSE-FM 94.7).

La mencionada estación del grupo Entravisión, la cual transmitía los miércoles el programa de radio de Rivera, inundó sus ondas radiofónicas, sitio de Internet y página de Facebook con música, fotos, noticias y tributos de la cantante.

Personal de dicha estación se encuentra discutiendo sobre la posibilidad de organizar un concierto en su memoria en El Paso, en donde Rivera se presentó en repetidas ocasiones desde mediados de los 90´s. Su último concierto en esta ciudad se realizó el 28 de septiembre en el Centro Don Haskins de UTEP.

"Estoy planeando organizar algo. En parte sería una verdadera vigilia pero al mismo tiempo sería una celebración de su vida que es lo que ella hubiera deseado", agregó Galnares.

El promotor de El Paso, Lázaro Megret, quien trabajó en varias ocasiones con la cantante, señaló encontrarse mal debido a la terrible noticia.

Megret se encontraba en pláticas con Rivera sobre una posible gira de 23 conciertos el próximo año. Ésta deseaba reducir el número de conciertos y no tener que viajar tanto con el fin de pasar más tiempo junto a su familia.

"Ella manifestó que no quería tener que tomar un avión todas las semanas porque no quería poner en riesgo su vida. Yo creo que ella presentía algo", recordó Megret desde Miami.

El promotor, quien asistió a la boda de la intérprete con el ex pelotero Esteban Loaiza en el 2010, señaló que ésta se encontraba preocupada por su familia incluyendo sus cinco hijos y dos nietos.

"Estaba cansada y tenía miedo", dijo.

Megret participó en tres giras de conciertos de Rivera incluyendo la gira con mariachis "La Gran Señora" la cual la trajo al Coliseo de El Paso el 15 de mayo del 2010 y el 7 de mayo del 2011 así como al Poliforo Juan Gabriel en Juárez el 16 de julio del 2011.

Megret indicó que Rivera era una persona con la que se trabajaba muy a gusto.

"Era una persona muy lista y también muy agradable y amistosa. Ella hacía que todos se sintieran felices", agregó Megret.

Rivera había logrado conquistar la radio y televisión de México al vender 15 millones de álbumes la mayor parte de éstos desde que su disco "Jenni" debutó durante el 2008 como el número uno en las listas del Billboard Latino.

Ésta se encontraba a punto de comenzar la segunda temporada de su reality show "I Love Jenny" uno de los dos que produjo para el canal Mun2 de México y actualmente fungía como juez del programa de televisión en México "La Voz".

La cantante conducía su propio programa de radio y dirigía la empresa Jenni Rivera Enterprises y el organismo Jenni Rivera Love Foundation.

Rivera deseaba ser conocida dentro de la música en inglés en los Estados Unidos y recientemente cantó con la agencia CAA la cual es una de las más grandes de Hollywood.

"Mi objetivo es ser la Oprah Winfrey mexicana", señaló Rivera a El Paso Times el pasado mes de septiembre."Sé que tengo cosas que decir y a la gente le gusta escuchar. Realmente creo y siento que ese será mi futuro pero siempre he pensado que eso sucederá más adelante cuando decida dejar de cantar y me encuentre lista para empezar una nueva carrera".

La intérprete participó en la película independiente "Filly Brown" la cual se estrenó en el Festival de Cine Sundance este año. Asimismo, se encontraba desarrollando un programa para la cadena de televisión ABC. Por otra parte Mejía, quien se comunicaba con Rivera cada mes, señaló que la cantante también se encontraba escribiendo su autobiografía.

Ésta describió a la intérprete como una persona humilde. Mejía, quien contendió para ocupar un puesto en el Cabildo de la Ciudad en el 2010, indicó que Rivera, quien autografió una mesa para los empleados del restaurante Villa del Mar en el este de la ciudad, no tenía miedo de presentarse en Juárez y en una ocasión hizo un donativo de diez mil dólares a la familia de una niña de bajos recursos en El Paso quien se encontraba en silla de ruedas.

"Así era ella, siempre trataba de ayudar".

Rivera, quien nació el 2 de julio de 1969, provenía de una humilde familia musical integrada por cinco hermanos en Long Beach, California ciudad en donde se establecieron sus padres después de mudarse desde México.

Su hermano Lupillo Rivera también es cantante.

Rivera se casó tres veces y tuvo al primero de sus cinco hijos cuando todavía estudiaba la preparatoria. La letra de la música que interpretaba desde finales de los 90 s a menudo hablaba sobre abuso físico e infidelidad.

"Ella era una persona muy auténtica", agregó Galnares.

Mejía, de 45 años, piensa que ambas se llevaban bien debido a que eran madres solteras.

"Teníamos muchas cosas en común. Ambas nos divorciamos el 5 de abril del 2003 y nos involucramos en relaciones muy interesantes", indicó Mejía quien es madre de tres hijos. "Teníamos muy buena comunicación'.

Doug Pullen puede ser contactado en dpullen@elpasotimes.com