Click photo to enlarge
Este jueves fue colocada la primera piedra del Muro de la Piedad en la colonia Oasis Revolucion para recordar a las víctimas de la violencia. En la foto, el sacerdote Mario Manriquez de la parroquia Santa Teresa
Ciudad Juárez.- Los últimos tres años en la vida de Felicitas Enríquez han sido un verdadero calvario.

Para la madre de familia de 64 años de edad originaria de San Francisco del Oro, Chihuahua, y avecindada en Ciudad Juárez desde hace 22 años, la ola de violencia que azotó a la ciudad fronteriza en los últimos años le pegó por partida doble.

Hace tres años, su hijo Jorge de 35 años de edad fue privado de la vida en la colonia Mezquital; dos días después de cumplirse el segundo aniversario de su muerte, otro de sus hijos, Francisco Javier de 40, murió ejecutado, ambos en el mes de diciembre.

Enríquez al igual que otros familiares de víctimas de la violencia, acudió este jueves a la colocación de la primera piedra de lo que será el Muro de la Piedad, un monumento donde se inscribirán hasta 400 nombres de quienes han sucumbido ante el clima de violencia en Ciudad Juárez.

"Es el dolor más grande el perder un hijo, imagínese dos, pero es reconfortante el tener un lugar para poder rezarles o donde ponerles una veladora", comentó Enríquez.

Según el centro de análisis México Evalúa, en México por lo menos se registraron 101 mil 199 homicidios desde que el ex presidente Felipe Calderón implementó su estrategia de guerra contra el narco. De las más de 100 mil muertes en el país, se estima que 11 mil se registraron en Ciudad Juárez.

El monumento en memoria de los fallecidos a causa de la violencia se erigirá en un área del Centro Deportivo Santa Teresa ubicado en el fraccionamiento Oasis Revolución en el suroeste de Ciudad Juárez, y constará de tres muros de concreto.

En el muro principal que será el más alto de ellos, se colocará la imagen de La Piedad, en el segundo se inscribirán los nombres en placas de mármol de aquellos quienes han sido víctimas de la violencia, y en el tercero se incluirá una oración.

La estatua de La Piedad se encuentra en la Basílica de San Pedro en Roma, y es una de las primeras obras esculpidas por el artista italiano Miguel Ángel Buonarroti.

"La imagen de La Piedad es muy significativa porque representa a la Virgen Maria abrazando a su hijo Jesucristo después de que fue ejecutado en la cruz, y plasma de una manera muy especial la tristeza y el amor de una madre", señaló Mario Manríquez sacerdote de la Parroquia de Santa Teresa de Jesús en Ciudad Juárez. "Queremos que la gente viva y entienda esa solidaridad con el dolor de nuestra madre María, y todas las madres y familiares de los fallecidos".

El presbítero señaló que la idea del monumento surgió de la comunidad de Santa Teresa de Jesús y en atención al mensaje del Papa Benedicto XVI cuando proclama el año de la fe y en la que invita a tomar en cuenta a aquellos que sufren.

"El objetivo primordial del monumento es que no se nos olvide, que ya pasó, que fue una noche triste y ya amaneció, es necesario trabajar para que esto no se vuelva a repetir", dijo Manríquez. "Debemos retomar la experiencia vivida para no cometer los mismo errores. Vamos a buscar y trabajar por la paz".

El religioso manifestó también que el monumento es un recordatorio para las instituciones incluida la Iglesia, para que cumpla la parte que les corresponde y evitar la descomposición familiar y social.

La falta de valores se traduce en vandalismo, en hijos abusados, en violencia, conductas delincuenciales, adicciones y una falta de aprecio de la vida propia y la de los demás, señaló el párroco.

De acuerdo al sacerdote, el costo del monumento asciende a 85 mil pesos (6 mil 538 dólares) y será financiado por diversas organizaciones privadas entre las que se incluyen Cementos de Chihuahua, Pinturas Comex, XEJ Canal 5 y la organización Fomento al Tejido Social de Ciudad Juárez, una asociación civil creada por el propio Manríquez y en la que se incluyen a varios feligreses de la parroquia a su cargo.

"No se cobrará absolutamente nada por inscribir un nombre, solamente los familiares deberán de traer su placa de mármol en color negro de 30x10 centímetros", dijo Manríquez.

El Muro de La Piedad se concluirá el próximo 15 de enero y a partir del 16 se iniciará la colocación de las placas en memoria de los fallecidos.

"Es un sentimiento de bienestar el saber que voy a tener un lugar para recordar a mis hijos, mientras no se olviden seguirán viviendo en nuestro corazones", señaló Enríquez. "Los asesinos de mis hijos tienen mi perdón, por ellos rezo todas las noches para que dejen de hacer eso".

Juan Antonio Rodríguez puede ser localizado en jodriguez@elpasotimes.com 915-546-6134 546-6134