El congresista electo Beto O’Rourke considera que las políticas contra el narcotráfico han fallado y es tiempo de buscar otras opciones como la
El congresista electo Beto O'Rourke considera que las políticas contra el narcotráfico han fallado y es tiempo de buscar otras opciones como la legalizacion. (Archivo El Paso Times)
EL PASO.- Por lo menos hasta ahora, el uso recreativo de la marihuana se considera legal en los estados de Washington y Colorado.

El éxito la semana pasada de estas medidas en las urnas justifica los esfuerzos para presentar este asunto para el debate público por parte del recién elegido congresista, Robert "Beto" O'Rourke de El Paso, y el ex gobernador de Nuevo Mexico, Gary Johnson, quien fuera candidato presidencial en este año.

Una iniciativa similar fue rechazada el 6 de noviembre en Oregon pero el hecho de que 17 estados y la capital del país ya han facilitado las leyes respecto al uso de la marihuana significa que más estados podrían en un futuro emular a Washington y a Colorado.

Varias entidades han despenalizado la posesión de pequeñas cantidades de esta droga. En Nebraska, por citar un ejemplo, la sanción por poseer menos de una onza de marihuana puede significar una multa de hasta 300 dólares.

"Esto es un reflejo de que nuestra política para controlar el uso de la droga no está funcionando", señaló O'Rourke. "A pesar del trillón de dólares que se ha invertido en los últimos 40 años, a pesar de que en nuestro país una gran cantidad de personas van a prisión y a pesar de los miles de asesinatos en México durante los últimos cinco años no hemos tenido éxito en alejar la droga de nuestras escuelas y en evitar que las organizaciones criminales se enriquezcan con esta situación".


Advertisement

"Como padre de tres hijos y como alguien que desea evitar más muertes y terrorismo en México, considero que el gobierno federal debería empezar a discutir sobre el fracaso de esta política y buscar otras alternativas".

El Departamento de Justicia emitió un breve comunicado en respuesta a las preguntas sobre las nuevas leyes adoptadas en Washington y Colorado sobre el uso de la marihuana.

"La aplicación de la Ley de Sustancias Controladas por parte del Departamento permanece intacta.

En esta foto aparecen paquetes médicos conteniendo un gramo de marihuana para uso medico. Los electores de Colorado y Washington votaron a favor de
En esta foto aparecen paquetes médicos conteniendo un gramo de marihuana para uso medico. Los electores de Colorado y Washington votaron a favor de legalizar la posesión de marihuana para uso médico (Ted S. Warren)
El Congreso determinó que la marihuana es una sustancia controlada y nos encontramos revisando las iniciativas de las urnas y en este momento no comentaremos más al respecto".

La organización Ciudadanos en Contra de la Legalización de la Marihuana, CALM por sus siglas en inglés, con sede en California se opone a estas nuevas leyes estatales.

"Afirmamos que en base a los descubrimientos en el 2006 por parte de la Administración Federal de Drogas y a una vasta evidencia científica, la marihuana causa daño. La normalización, el uso y la disponibilidad de esta droga en nuestras comunidades son perjudiciales para nuestra juventud, para la salud pública y para la seguridad de nuestra sociedad", indicó CALM en su sitio de Internet.

Johnson, quien era candidato a la presidencia por el Partido Liberal, fungió dos veces como gobernador de Nuevo Mexico, de 1995 al 2003. En ese entonces, se encontraba a favor de despenalizar el uso de la marihuana en ese estado, sin embargo su propuesta no prosperó.

Durante su campaña señaló que "la marihuana es la principal cosecha de dinero en nuestro país a pesar de la prohibición y siempre estará disponible para aquellos que quieran consumirla. La legalización de ésta inmediatamente mejorará las condiciones en nuestra frontera sur. Esta droga es la exportación ilegal más importante de México y al legalizarla se reducirán el poder y la riqueza de los capos de la droga. Si realmente queremos disminuir la violencia en la frontera, debemos eliminar sus ganancias".

A finales de este mes el presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, y el presidente Barack Obama se reunirán y se espera que ambos aborden este tema.

Actualmente en México, no se considera ilegal que las personas lleven consigo pequeñas cantidades de marihuana, cocaína, heroína y metanfetaminas, sin embargo sí es contra la ley producir y traficar con estas drogas.

Según el Instituto Mexicano de Competitividad, la legalización de la marihuana en los Estados Unidos podría reducir los ingresos de los cárteles de la droga hasta en dos billones de dólares.

"El cártel de Sinaloa podría ser el más afectado ya que podría perder hasta el 50 por ciento de sus ingresos. Los Caballeros Templarios también se verían perjudicados mientras que el resto de los cárteles podrían experimentar moderadas pérdidas", según señala el mencionado instituto en un reporte de 47 páginas titulado "Si Nuestros Vecinos la Legalizaran".

Los estados de México que se verían más afectados, en caso de que el consumo de la marihuana fuera legal, serían Chihuahua, Durango y Sinaloa y probablemente Michoacán, Guerrero y Oaxaca.

Cinco años después de que Johnson concluyera su gobierno, el estado de Nuevo Mexico promulgó su primer programa con el uso de marihuana para fines medicinales lo que algunos consideran un paso hacia su legalización.

El Programa Médico con el uso de Marihuana en Nuevo Mexico, el cual empezó en el 2007, contaba con ocho mil 59 participantes activos hasta el 31 de octubre, según el Departamento de Salud.

"El programa está cumpliendo su objetivo. El compromiso del departamento es asegurarse que se cubran las necesidades de los pacientes así como administrar el programa para que sea sustentable", señaló Kenny Vigil vocero del departamento de salud en Santa Fe.

El estrés postraumático es la condición médica con mayor demanda dentro de dicho programa contando con tres mil 350 pacientes seguida por el dolor crónico con dos mil 287 pacientes. En este programa hay 564 enfermos que padecen cáncer.

Los cuatro condados en el estado con el mayor número de pacientes son Bernardillo (2,925), Santa Fe (1,143), Sandoval (578) y Doña Ana (533). Otros condados en el sur de Nuevo Mexico que también cuentan con enfermos que utilizan marihuana con fines médicos son Luna (51), Otero (1319 y Sierra (142).

Vigil agregó que en este estado un productor autorizado sin fines de lucro no puede poseer más de 150 plantas mientras que un paciente calificado quien cuenta con una licencia de producción personal no puede tener en su haber más de cuatro plantas y doce plantas de semillero.

"Éstos también pueden contar con una dotación menor de seis onzas de marihuana para su consumo así como una provisión de tres meses de tratamiento de uso tópico. Este programa en Nuevo Mexico sirve como modelo para el resto de los estados de la nación".

Las autoridades estatales han señalado que dicho programa trata de evitar cualquier problema con las autoridades federales al limitar la cantidad de plantas que se producen así como ejerciendo un estricto control con el fin de eludir violaciones.

Diana Washington puede ser contactada en dwashington@elpasotimes.com Diana Washington Valdez puede ser contactada en dvaldez@elpasotimes.com