President Barack Obama holds up a pen as he speaks about the economy and the deficit, Friday, Nov. 9, 2012, in the East Room of the White House in
President Barack Obama holds up a pen as he speaks about the economy and the deficit, Friday, Nov. 9, 2012, in the East Room of the White House in Washington. (AP Photo/Carolyn Kaster) (Carolyn Kaster)
WASHINGTON (AP) El presidente Barack Obama delimitó el viernes su postura de cara a lo que se avizora como una serie de penosas negociaciones para corregir el "abismo fiscal" de la nación, y advirtió que no aceptará ningún plan para reducir el déficit fiscal que no incluya la obligación de que los acaudalados paguen más impuestos.

"Esta fue una cuestión central durante la elección", dijo el mandatario en sus primeras declaraciones sobre la economía después de las elecciones. "La mayoría de los estadounidenses están de acuerdo con mi enfoque".

Después, el vocero de Obama dijo que el presidente vetará cualquier legislación que extienda las exenciones fiscales para las familias que ganen 250.000 dólares o más

Obama y los republicanos se han enmarañado con los recortes fiscales que aprobó el ex presidente republicano George W. Bush por años.

Los republicanos dijeron que subir los impuestos a los estadounidenses acaudalados no es un punto de partida. Boehner consideró que podría afectar a los pequeños negocios mientras todavía batallan para recuperarse de la recesión.