EL PASO.- Las estadísticas de la Oficina de Elecciones del Condado de El Paso muestran que este año la participación durante las votaciones anticipadas en la ciudad fue la más baja de las últimas tres elecciones generales desde el 2004.

De los ocho condados más poblados en Texas, El Paso obtuvo la cifra más baja de votantes (96,189) así como el porcentaje (25 por ciento) durante el período de doce días de votaciones anticipadas el cual concluyó el viernes, según estadísticas del secretario de estado.

Entre el 22 de octubre y el pasado viernes, al menos el 55 por ciento de los votantes fueron mujeres y más de la mitad de éstos eran personas mayores de 55 años.

El viernes se registró la mayor afluencia de votantes quienes emitieron su voto anticipadamente siendo ésta de 14 mil 159, sin embargo la cifra de 96 mil 189 votantes fue menor que en los comicios del 2004 y del 2008.

Un total de 114 mil 765 paseños emitieron su voto anticipadamente en las elecciones presidenciales del 2008 entre el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain.

En el 2004, cuando George W. Bush buscó la relección ante el demócrata John Kerry, el número de votantes anticipados fue de 96 mil 465.

"El Paso contó con la mayor asistencia durante las elecciones del 2008. En ese entonces había un gran entusiasmo por el candidato demócrata Barack Obama particularmente entre los jóvenes, lo que no parece ser igual ahora", señaló David Thackston, funcionario ejecutivo del Partido Republicano de Texas.


Advertisement

"Asimismo, la campaña entre los dos principales candidatos demócratas, Obama y Hillary Clinton, estuvo muy animada y eso creó una gran emoción entre sus simpatizantes lo que se reflejó en la elección general".

En esta ocasión, únicamente el diez por ciento de los votantes anticipados eran menores de 30 años de edad lo que no sorprendió a Thackston.

"A los jóvenes les toma un poco de tiempo entender los beneficios de votar mientras que los electores de mayor edad, los cuales son contribuyentes y propietarios de viviendas, entienden mejor la situación".

El paseño Gilbert Medrano, asistente bibliotecario de 31 años de edad, indicó que planea emitir su voto en cuanto sepa la ubicación de su urna.

"Yo participé en las últimas dos elecciones. Considero que la mayor parte de la gente no ha acudido a votar debido a que carecen de información respecto a los candidatos y a otros asuntos relacionados con las casillas. Actualmente la economía es muy mala y algunas personas ya no confían ni en el gobierno ni en los políticos".

Un promedio del 26.8 por ciento de los electores registrados en El Paso emitió su voto anticipadamente en los comicios del 2012, 2008 y 2004 siendo en el 2008 cuando se registró el mayor número de electores, o sea el 29.6 por ciento.

"Si examinamos anteriores contiendas electorales, es la cifra promedio para los comicios presidenciales. Creo que en esta elección habrá una participación del 45 al 47 por ciento".

En el estado de Texas, el Condado Harris obtuvo el mayor número de votantes anticipados, 766 mil 526, lo que representa el 38.3 por ciento del padrón electoral.

En el Condado Denton, la asistencia a las urnas fue de 169 mil 899 electores, o sea el 43.9 por ciento de los votantes empadronados.

El Paso cuenta con un padrón de 383 mil 995 votantes.

Queta Fierro, ex presidenta del Partido Demócrata de El Paso, señaló que la ciudad cuenta con un historial de poca asistencia durante las votaciones anticipadas.

"Para algunas personas no es importante salir a votar aún si alguien más los lleva hasta las casillas. No me sorprende que una mayor cantidad de mujeres hayan acudido a votar. Éstas se preocupan por sus hijos, por la educación, por la economía y otros asuntos dentro del proceso electoral lo cual es muy bueno".

Ruby Ibarra, oficinista de 33 años de edad, aprovechó el período de elecciones anticipadas.

"Soy madre soltera y me preocupa nuestro futuro. Siempre he considerado importante votar y creo que más personas lo harían si contaran con toda la información que necesitan. En esta comunidad dicha información debe ser en inglés y en español".

La Red Fronteriza de Derechos Humanos, BNHR por sus siglas en inglés, organización no partidista, continúa con su campaña para que las personas salgan a votar la cual dio inicio el 15 de octubre en El Paso, sur de Nuevo Mexico y otros condados de Texas.

"El objetivo de nuestra campaña se enfoca en la escasa probabilidad del voto latino", indicó José Manuel Escobedo, director de política de BNHR. "Son personas a las que hay que recordarles acudir a las urnas".

"Hemos estado realizando llamadas telefónicas y tocando puertas. También hemos registrado a personas para que puedan votar. La gente agradece nuestros esfuerzos".

Escobedo agregó que las respuestas de la gente para no acudir a emitir su voto varían desde la falta de transportación hasta la falta de interés por los candidatos.

Hasta este lunes, cerca de 70 voluntarios entrenados realizaron 17 mil 500 llamadas y tocaron mil 800 puertas. Asimismo, ayudaron a 60 personas a registrarse para votar y revisaron las solicitudes para la ciudadanía estadounidense de 150 personas.

Por su parte, Chacón manifestó que su oficina no había recibido ninguna queja sobre el proceso electoral en El Paso excepto una que fue presentada por los miembros del Partido Republicano respecto a 22 votantes empadronados con el mismo domicilio en el Valle Bajo.

"Todavía estamos investigando este caso. Probablemente esas personas se mudaron y no proporcionaron su nueva dirección o quizá pensaban volver a vivir en esa residencia. No necesariamente significa que se haya cometido fraude pero eso no lo sabremos hasta después de las elecciones".

Chacón señaló que las casillas cerrarán hoy a las 7 p.m. y que le permitirán votar a las personas que se encuentren todavía en línea a esa hora.

"No se les permitirá votar a las personas que acudan después de las 7 p.m."

Diana Washington Valdez puede ser contactada en dvaldez@elpasotimes.com