En esta fotografía proporcionada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos aparece una camioneta Jeep Cherokee, supuestamente
En esta fotografía proporcionada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos aparece una camioneta Jeep Cherokee, supuestamente utilizada por contrabandistas, atorada sobre la cerca de la frontera Estados Unidos-México y una rampa improvisada por presuntos delincuentes, el miércoles 31 de octubre de 2012, cerca de Yuma, Arizona. (Foto AP/Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos) (Associated Press)
YUMA, Arizona, EE.UU. (AP) Presuntos traficantes de drogas que intentaban que improvisaron rampas con el objeto de cruzar la frontera con una camioneta todo terreno sobre una cerca fronteriza de poco más de cuatro metros de altura (14 pies) tuvieron que abandonar su plan cuando el vehículo se atoró en la parte superior de la barrera, dijeron el miércoles las autoridades.

Agentes que patrullan la frontera Estados Unidos-México cerca de Imperial Sand Dunes en la esquina sureste de California vieron el Jeep Cherokee balanceándose en la parte alta de la cerca la madrugada del martes, señaló Spencer Tippets, vocero de la Patrulla Fronteriza. El vehículo quedó colgado aproximadamente a ocho kilómetros (cinco millas) al oeste del río Colorado y la frontera con Arizona.

Dos presuntos traficantes procedentes trataban de desenganchar el Jeep en la parte mexicana de la frontera cuando se aproximaron los agentes, dijo Tippets. Los hombres se internaron a toda carrera en territorio de México.

La camioneta estaba vacía, pero agentes indicaron que probablemente estaba cargada con marihuana antes de quedar atorada sobre la cerca.

Los contrabandistas habían construido rampas para manejar sobre la barrera fronteriza, algo que se había intentado antes al menos en una ocasión. En abril de 2011, agentes encontraron un camión que contenía rampas. Una camioneta pickup había pasado sobre la cerca de la frontera, pero fue divisada y sus ocupantes fueron capturados, agregó Tippets.

El sector Yuma de la Patrulla Fronteriza ha registrado una disminución de 95% en el tráfico de personas en años recientes, lo que ha permitido que más agentes se enfoquen en los traficantes de drogas.

"Debido al éxito logrado no tenemos todo el desorden que tuvimos en años previos", comentó Tippets. "Ahora que ha desaparecido todo el desorden, somos capaces de enfocarnos en cosas que son una amenaza mayor", señaló.

El terreno en el oeste de Arizona y este de California tiene poca vegetación y es mucho menos escabroso que en el sureste de Arizona, así que se le dificulta más a los contrabandistas ingresar a Estados Unidos sin ser vistos.