La violencia colectiva derivada del crimen organizado así como la pobreza está afectando negativamente la salud mental de los niños que viven cerca de la
La violencia colectiva derivada del crimen organizado así como la pobreza está afectando negativamente la salud mental de los niños que viven cerca de la frontera entre México y Estados Unidos, según una experta del Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina Paul L. Foster. (El Paso Times)
La violencia colectiva derivada del crimen organizado así como la pobreza está afectando negativamente la salud mental de los niños que viven cerca de la frontera entre México y Estados Unidos, según una experta del Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina Paul L. Foster.

El estudio realizado por Marie Leiner, maestra asociada del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Texas Tech, fue presentado en la Conferencia y Exhibición Nacional de la Academia Americana de Pediatría en Nuevo Orleans.

"Hay un daño acumulativo en la salud mental de los niños derivado de la violencia colectiva atribuida al crimen organizado y a la pobreza. Los problemas de este tipo que no son tratados predicen violencia, conductas anti-sociales así como delincuencia y esto afecta a las familias, a la comunidad y a los individuos. Es crucial abordar la salud mental de los niños en la frontera con el fin de contrarrestar los devastadores efectos que esta situación tendrá en el futuro".

En el reporte titulado, "La Salud Mental de los Niños y la Violencia Colectiva: Un Estudio Binacional en la Frontera México/Estados Unidos", los investigadores compararon los resultados psicosociales y de conducta entre niños y adolescentes que vivían en El Paso y Ciudad Juárez durante el 2007 y el 2010.

Éstos eran mexicanos o méxico-americanos , vivían por debajo de los niveles de pobreza y acudían a clínicas para visitas que no eran de emergencia. Ninguno de ellos contaba con historial de enfermedades mentales, neurológicas, o de peligro ni eran discapacitados.

Leiner señaló que los resultados psicosociales y de conducta entre los niños viviendo en condiciones de pobreza en El Paso no cambió significativamente entre el 2007 y el 2010. En cambio en el lado mexicano, los menores presentaron un aumento considerable en problemas sociales como desobediencia y conducta agresiva con los niveles más altos durante el 2010.

El presidente del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Texas Tech, Tedd L. Mitchell, señaló que el conocimiento de estudios como este es indispensable para los proveedores de cuidados médicos en zonas poco favorecidas como El Paso y Juárez.

"Como la única escuela de medicina acreditada en la frontera México-Estados Unidos, sentimos que es importante para ésta realizar descubrimientos innovadores para ayudarnos a satisfacer las necesidades de nuestra región", agregó Mitchell.

Diana Washington Valdez puede ser contactada en dvaldez@elpasotimes.com