CIUDAD DE MEXICO, México (AP) Para Michel Franco, director de la cinta "Después de Lucía" el problema no es que los adolescentes se equivoquen, sino la manera en la que esto queda registrado en las redes sociales y otros medios modernos.

"La edad en la que más errores deberías cometer para aprender más de la vida es la adolescencia y ahora parece que ya no tienen esa oportunidad, porque cualquier descuido queda documentado y es usado de la peor manera", dijo el director a The Associated Press.

"Después de Lucía" relata las vivencias de Alejandra (interpretada por la actriz Tessa Ia) luego de perder a su madre y enfrentar un ambiente de hostigamiento en su escuela a raíz de un video de ella, publicado sin su consentimiento.

De izquierda a derecha el director Michel Franco, la actriz Tessa Ia González y el actor Hernán Mendoza posan durante un evento promocional de su película
De izquierda a derecha el director Michel Franco, la actriz Tessa Ia González y el actor Hernán Mendoza posan durante un evento promocional de su película "Después de Lucía" el lunes 15 de octubre del 2012 en la Ciudad de México. La película es la apuesta mexicana al Oscar a la mejor película exrtanjera. (AP Foto/Eduardo Verdugo) (Eduardo Verdugo)
Por eso, dice Franco y el elenco de la cinta, uno de los mensajes que deja el filme es la importancia de que los adolescentes protejan su privacidad.

"Es una foto y la subes y es tan fácil como eso y te quitas la responsabilidad: 'Yo la subí, pero yo la quité enseguida', pero las otras tres personas las guardaron y las volvieron a enviar", dijo Tessa Ia.

Hernán Mendoza, quien interpreta al padre de Alejandra, recordó que en su época, antes de la digitalización de los medios, ya los jóvenes aprendían lecciones de responsabilidad de las peores maneras.

"Cuando uno es adolescente es medio tonto, porque no piensas más allá que tus narices", dijo el actor. "Recuerdo una vez que siendo adolescente estaba en un balcón de mi casa y se me hizo fácil aventar canicas a los carros que pasaban. Provoqué un accidente".

El vidrio de un auto se rompió y el conductor chocó, no sin antes ver quién había ocasionado el accidente.

"Mis papás me 'pusieron como camote' (lo reprendieron mucho), pero yo entendí que esa simple acción divertida podía perjudicar realmente la vida de alguien", relató. Afortunadamente el choque no grave y sólo hubo daños materiales.

A la fórmula de la historia se suma el hecho de que los jóvenes beben, fuman y se drogan con alegría en sus fiestas.

"Lo abordamos de manera muy natural y realista, y sin hacer una relación con la particular situación (de narcotráfico) que se vive en México. El consumo de drogas en adolescentes es el mismo en Francia, Rusia y en cualquier país, al igual que en México, y en cualquier clase social", dijo Franco.

"Creo que es algo que está ahí y pasa", agregó Tessa Ia sobre el consumo de drogas entre los jóvenes. "Muchas veces lo deciden ignorar, pero la película lo trata de poner de una manera muy realista y funciona".

"Después de Lucía" es igualmente clara al retratar el hecho de que los jóvenes tienen relaciones sexuales, y no necesariamente con una pareja estable.

"Te puedo decir que no tuvo 226 (un apoyo por estímulo fiscal) esta película porque las empresas que leían el guión se escandalizaban con esas cosas y curiosamente ahora lo entendemos al revés: es una película que nos puede ayudar a entender a los adolescentes y a concientizar sobre el tema del bullying (el acoso estudiantil)... El cine es un buen vehículo para vernos como espejo", dijo Franco. "Es una realidad desde que yo tenía 15 años, hace más de 15 años, ya era así", recalcó.

Pero por encima de todos esos aprendizajes duros está la tragedia del maltrato a Alejandra, que deja a los espectadores con una gran sensación de impotencia.

Tessa Ia dijo que si hubiera conocido a la chica que interpreta en la cinta "probablemente me hubiera parado y hubiera golpeado a esa gente (que la hostigaba), pero termino entendiendo por qué ella hace lo que hace, sucumbe y no pelea de regreso: Está muy débil, se acaba de morir su mamá, es vulnerable, pero le hubiera dicho a Alejandra, 'cámbiate de escuela' y 'háblalo con tu papá'''.

"Y a la primera", agregó Mendoza, "porque ese es uno de los problemas, aceptas una... y al rato ya no dices nada aunque te hagan cosas terribles".

Si "Después de Lucía" resulta ganadora del Oscar a la mejor película extranjera le dará a México su primera estatuilla en esta categoría después de ocho nominaciones fallidas.

"Tratamos de no pensar en ello pero es innegable que la película ha tenido buena estrella... Además el 'bullying' es un tema muy relevante en Estados Unidos. Puede ser, pero ya no está en nuestras manos", dijo Franco.

"Llegar a Cannes es igual de difícil y ganar es casi imposible y sucedió", agregó en referencia al premio que recibió en mayo su filme en el sur de Francia, el principal de la sección Un Certain Regard (Una Cierta Mirada).

"Yo sí estoy practicando mi 'speech' (discurso)" de aceptación, bromeó Mendoza.

Tessa Ia apoyó la postura del director: "Yo estoy más con Michel, mejor no opino o no lo pienso mucho hasta que digan en enero (si de hecho es nominada)".

___

En internet:

http://www.despuesdelucia.mx

http://www.facebook.com/DespuesDeLucia

Copyright 2012 The Associated Press.