Click photo to enlarge
En esta foto aparece un templo supuestamente construido con aportaciones de Heriberto Lazcano Lazcano, lider de los Zetas en la comunidad de Tezontle, Pachuca.
EL PASO - La muerte del líder de los Zetas Heriberto Lazcano ocurrida el domingo trae como resultado dos importantes acontecimientos en el mundo de las drogas, Joaquín "Chapo" Guzmán líder del cártel de Sinaloa emerge como el gran triunfador además de que la violencia podría aumentar considerablemente, según opinión de un experto en el tema de los Zetas.

George W. Grayson señaló que la muerte de Lazcano significará un rival menos para Guzmán lo que impactará su lucha por la plaza de Juárez donde el cártel fundado por Carrillo Fuentes había formado una alianza con los Zetas.

Miguel "Z-40" Treviño Morales, otro de los líderes del mencionado cártel quien se encuentra fugitivo, es considerado el siguiente en línea para liderear a los Zetas. "Suponiendo que "El Lazca" (Lazcano) esté muerto, Treviño Morales surge como el líder indiscutible de los Zetas", señaló Grayson el martes. ¨"Éste se encuentra preparado para avanzar por medio de una violencia indescriptible. Esto infunde temor en sus enemigos y promueve la disciplina dentro de las filas de los Zetas".

Grayson añadió que dicho cártel cuenta con una serie de reemplazos para los integrantes asesinados o capturados. "El problema radica en que los nuevos jefes son muy jóvenes, carecen de experiencia en el uso de las armas, casi siempre consumen droga y buscan ganar autoridad por medio de la violencia".

Autoridades mexicanas reportaron que Lazcano, de 37 años, fue uno de los dos hombres que los marinos asesinaron el domingo cerca de El Progreso, Coahuila.

El lunes un comando armado irrumpió en la funeraria donde el cuerpo de Lazcano estaba siendo preparado para el funeral y se lo llevaron consigo. Las autoridades no han confirmado si fueron integrantes de los Zetas los que se apoderaron del cadáver.

En un hecho similar según Grayson, gatilleros de los Zetas irrumpieron en un cementerio en el 2007 en Poza Rica, Veracruz "destrozaron a martillazos la lápida de su compañero Roberto Carlos Carmona y se llevaron el ataúd con sus restos".

Grayson indicó que los marinos mexicanos se anotaron una gran victoria con la muerte de Lazcano. El experto también es autor de un libro publicado este año sobre los Zetas titulado "Los Verdugos".

El presidente Felipe Calderón elogió la participación de los marinos quienes dieron de baja a Lazcano durante el tiroteo. Éstos respondieron a una alerta indicando que en el área de El Progreso se encontraban hombres fuertemente armados. Los marinos fueron atacados por los sospechosos.

Autoridades señalaron que en el enfrentamiento los miembros de Los Zetas utilizaron armas militares como lanzagranadas y rifles de asalto. Éstas pudieron identificar a Lazcano antes de que se llevaran su cuerpo a través de sus huellas dactilares y las facciones de su rostro las cuales concordaban con las fotografías.
Las autoridades contaban con expedientes de Lazcano de la época cuando se desempeñaba como soldado de fuerzas especiales.

En un artículo de la revista Time publicado el 27 de junio del 2011, el periodista y autor Ioan Grillo señaló que Lazcano había recibido entrenamiento militar por parte de fuerzas estadounidenses e israelís. Éste perteneció al Grupo Aéreo de Fuerzas Especiales de México antes de desertar en 1998 para trabajar al servicio del cártel del golfo bajo el mando de Osiel Cárdenas.

Él y otros fundadores de Los Zetas se separaron para formar una organización independiente de tráfico de drogas conocida por su brutal violencia incluyendo despellejamientos y decapitaciones así como presuntos asesinatos en masa de rivales e inmigrantes. 

Los Zetas crecieron exponencialmente, expandiendo su influencia a once estados de México, varios en Estados Unidos así como Centroamérica, Sudamérica e Italia. Sus miembros son conocidos por su disciplina militar y uso de tecnología avanzada. Han reclutado y entrenado a ex soldados mexicanos, policías de todos los niveles y ex fuerzas especiales de Guatemala conocidas como Kaibiles.

Los Zetas habían mantenido una presencia discreta en la región incluyendo el oeste de Texas, sur de Nuevo Mexico y el estado de Chihuahua. Sin embargo eso cambió en junio cuando autoridades estadounidenses acusaron a catorce presuntos miembros de Los Zetas por lavado de dinero en relación con la crianza y carreras de caballos Cuarto de Milla en Texas, Nuevo Mexico, Oklahoma y California. Algunos de los animales que presuntamente pertenecían a los jefes de esta organización, participaban en carreras en Ruidoso.
El líder Miguel Treviño Morales y dos de sus hermanos se encontraban entre los acusados en este caso.

Autoridades de México y Estados Unidos en conjunto habían ofrecido una recompensa de siete millones de dólares por Lazcano. Phil Jordan, ex director del Centro de Inteligencia de El Paso, indicó que las autoridades estadounidenses continúan investigando a los presuntos Zetas por tráfico de armas hacia México a través de El Paso y Juárez.

Los Zetas, con sede en el estado de Tamaulipas, son considerados aliados del cártel de Carrillo Fuentes el cual incluye a La Línea en Juárez. Esta semana, las autoridades del estado de Chihuahua relacionaron a Los Zetas con el asesinato hace dos años de la activista Marisela Escobar ocurrido en la ciudad de Chihuahua.

Éstas también vincularon a esta banda delictiva con el tiroteo del 2011 en contra de dos agentes de aduanas e inmigración de Estados Unidos, Jaime Zapata de Brownsville y quien falleció en el mismo, y Víctor Ávila de El Paso quien resultó herido.

Jesús Enrique Rejón Aguilar, presuntamente el tercer líder de Los Zetas, fue extraditado el mes pasado para enfrentar cargos en Estados Unidos por la muerte de Zapata.

Diana Washington Valdez puede ser contactada en dvaldez@elpasotimes.com