El alcalde John Cook anunciará este jueves si veta o no los planes de la Ciudad para construir un estadio de béisbol y demoler el edificio de la alcaldía
El alcalde John Cook anunciará este jueves si veta o no los planes de la Ciudad para construir un estadio de béisbol y demoler el edificio de la alcaldía (Associated Press)
EL PASO - El alcalde John Cook anunciará hoy si vetará o no los planes de construir un estadio en el centro de la ciudad que albergaría un equipo de beisbol Triple A. Un grupo que se opone a este proyecto dio a conocer el miércoles que entablaría una demanda si el alcalde no emite el veto.

La demanda se basaría en la ley de Texas la cual requiere que un proyecto sea presentado ante los votantes. Mientras tanto, el grupo de inversionistas que pretende adquirir el equipo de beisbol no confirmó si el veto por parte del alcalde terminaría definitivamente con esta idea o sólamente la pospondría, como lo indicó Paul W. Foster líder del mencionado grupo.

Los miembros del cabildo votaron 4 a 3 el martes para continuar con los planes de demoler el City Hall y edificar un estadio de 50 millones de dólares en ese lugar. Éste sería utilizado por el equipo Padres de Tucson el cual el grupo MountainStar Sports espera adquirir esta semana. Bajo el fuero de la ciudad, el alcalde cuenta con cinco días para emitir el veto el cual requeriría una votación de 6 a 2 por parte de los miembros del cabildo para ser anulado.

El regidor Steve Ortega se encuentra fuera de la ciudad sin embargo había externado con anterioridad que votaría a favor de anular el veto.

Advertisement

Aún así, esto no sería suficiente si los regidores Eddie Holguín, Carl Robinson y Emma Acosta se mantienen firmes en su oposición.

El miércoles por la mañana Cook señaló que entregaría un borrador del mencionado veto a la oficina del procurador para que fuera revisado. El alcalde señaló que asistiría a la boda de su hija en Austin durante el fin de semana y utilizaría ese tiempo para pensar sobre esta decisión. Éste le girará instrucciones el día de hoy a la oficina del procurador sobre archivar el veto o romperlo. "No he tenido ni un solo momento a solas para pensar en ello".

La semana pasada, Cook señaló su preocupación respecto a que la ciudad tenga que comprar el edificio de El Paso Times y otros dos sobre la Avenida Texas para tratar de venderlos posteriormente mientras se construye un nuevo City Hall cerca de la corte federal y la del condado.

Cook también señaló haber discutido con el personal de la alcaldía sobre la posibilidad de adquirir un terreno entre el Teatro Abraham Chávez y Paisano Drive. Éste actualmente tiene un costo aproximado de 25 millones de dólares sin embargo debido a las circunstancias este costo se elevaría y pospondría la terminación del estadio hasta después del 2014.

El alcalde ya había comentado a Foster y a Woody Hunt, otro de los posibles dueños del equipo, sobre su preocupación de transpasar la sede de la alcaldía al edificio de El Paso Times. El costo del pie cuadrado de dicho edificio es de 132 dólares mientras que el costo del pie cuadrado en el actual edificio del City Hall es de 57 dólares.

El gobierno de la ciudad la semana pasada pospuso los planes de adquirir el inmueble del mencionado periódico después de algunos empleados de éste puntualizaron que el costo de compraventa era de 14 millones de dólares o sea 3.7 millones de dólares más que el avalúo ordenado por la ciudad.

Algunas autoridades municipales han señalado que comprar un edificio resulta menos costoso que rentar uno y que el edificio de El Paso Times es uno de los pocos inmuebles en el centro que cumple con las necesidades de la ciudad y que necesitaría muy pocas remodelaciones. 

Mientras tanto, Bill Aleshire, abogado de los que se oponen al estadio nuevo, desea que el alcalde considere vetar esta decisión y someterla a votación en los comicios de noviembre. "Considero que el alcalde necesita actuar con cautela. La principal razón por la que debe emitir el veto es por violación a la democracia y la segunda razón es por una probable violación a la ley".

Aleshire señaló que la Sección 334 del Código de Gobiernos Municipales de Texas requiere que todas las instalaciones deportivas necesitan ser aprobadas mediante el voto. Sin embargo el martes, los abogados que representan a la ciudad indicaron que tal disposición aplica únicamente a las ciudades con más de 1.9 millones de habitantes y que las comunidades como El Paso cuentan con amplia libertad cuando se trata de proyectos tales como estadios nuevos. Aleshire cuestionó el por qué la decisión de posponer el proyecto por seis semanas más podría ser fatal para los planes de construir un estadio nuevo.

Josh Hunt, integrante de MountainStar Sports, no respondió a ningún mensaje de voz con preguntas sobre el tema. "MountainStar Sports presentó sus puntos de vista ayer ante los miembros del cabildo y no proporcionará ninguna otra información hasta que el alcalde haya dado a conocer su decisión", señaló Elizabeth Margo, vocera del grupo, a través de un correo electrónico.

"Si el Cabildo de la Ciudad pospone su aprobación final o pone en riesgo la negociación, eso cambiaría significativamente la base de nuestro acuerdo y tendríamos que reconsiderar la situación tanto internamente como con el propietario del equipo", manifestó el lunes el presidente de la Liga de la Costa del Pacífico, Branch Rickey, a la administradora de la ciudad Joyce Wilson a través de un correo electrónico.

Algunos empresarios han señalado que sería muy vergonzoso para la ciudad posponer o anular el proyecto del estadio después de haberse comprometido a ello cuatro meses atrás.

Marty Schladen puede ser contactado en mschladen@elpasotimes.com

La reportera Hayley Kappes también contribuyó con esta nota.