Click photo to enlarge
La presentación del filme "Bless me, Ultima", basada en la novela de Rudolfo Anaya, se llevó la ovación de la audiencia durante su estreno mundial en El Paso.
EL PASO - La escena parecía extraída de la glamurosa época de los años 40´s en Hollywood. Las elegantes estrellas de cine arribaron en automóbiles clásicos Chevy y Plymouth y posteriormente desfilaron por la alfombra roja del Teatro Plaza escoltadas por modelos quienes portaban vestidos de esa época.

Así dio inicio el lunes por la noche el estreno de la película basada en la novela del escritor de Nuevo Mexico,  Rudolfo Anaya, "Bless Me, Ultima".

Numerosos actores de la misma incluyendo Luke Ganalon, quien interpreta a "Antonio", Miriam Colón quien interpreta a "Ultima" y el paseño Anthony Escobar quien representó a "Needles" fueron recibidos por admiradores de la aclamada novela así como por representantes de los medios de comunicación.

Fue una noche inolvidable para los actores y productores así como para los mil 200 invitados quienes tuvieron la oportunidad de estar presentes en la presentación mundial de la película.

Colón, quien interpreta a la sabia curandera, señaló haberse enamorado del personaje de Ultima. "Me encantó porque pude entender su conducta, su carácter y un poco de su alma. Ella es el tipo de mujer que me agrada ya que me recuerda a mi madre". La actriz señaló que la historia de Anaya es muy importante y debe ser contada. "Se trata de una familia hispana que sobrevive en un ambiente difícil. Son personas sencillas pero conservan su dignidad, honor, amor y entendimiento".

Galanon y otros jóvenes actores recibieron un trato especial. "Este es el más grande estreno de una película al que he asistido", indicó el actor infantil quien también participó en la cinta "El Hombre Quien Estrechó la Mano de Vicente Fernández" con Ernest Borgnine. "Están haciendo un gran trabajo y me encuentro muy emocionado. Deseo ver la reacción de la gente y no puedo esperar a que vean la película".

La productora ejecutiva Christy Walton, heredera de la cadena de supermercados Walmart, y el productor Mark Johnson indicaron que les encantaría ver que la cinta recaude dinero y se exhiba mundialmente. Ambos señalaron que su principal interés es compartir la historia de Ultima. "Me encanta el libro y deseaba colaborar poniendo un hilo en ese maravilloso tapete que es la novela y creo que lo conseguimos. Además, me gusta lo que hizo El Paso con el programa El Paso Reads y con la biblioteca ya que mucha gente se comprometió a leer el libro".

Walton, quien acaba de regresar una edición de 1978 de la obra la cual tomó prestada hace varios años, manifestó que el éxito de la película dependerá de la gente y confía en la capacidad de la cinta para conmover a la audiencia. "Creo que la presentaremos en el Festival de Cine Independiente de Santa Fe pero eso dependerá de lo que opine la gente sobre el filme. Creo que ésta se puede exhibir en escuelas o en varios lados. La misma cinta se abrirá las puertas".

Eric Pearson, presidente de la Fundación de la Comunidad de El Paso, señaló que este estreno es un evento importante para la comunidad de El Paso y un testamento sobre el éxito del teatro. "Es la primera vez desde hace 63 años que contamos con una premier mundial en El Paso. La última vez fue la película "El Paso" de 1949 en el Teatro Plaza. "Es fabuloso que hayan escogido a esta ciudad entre muchas otras. Eso habla muy bien de la comunidad y del Teatro Plaza".

Antes de que llegaran las estrellas, varios admiradores de Anaya, incluyendo los autores chicanos Carlos Flores y Denise Chávez, esperaron pacientemente afuera del reciento. Flores, autor de la novela "Our House on Hueco", voló desde Laredo para a poyar a su amigo Anaya. "Creo que este es un momento histórico ya que la novela ha sido aclamada y después convertida en película y ahora se le dará mucha más proyección. Sentí que tenía que venir y celebrar esto", indicó Flores. 

Por su parte Chávez, quien asistió con su esposo Daniel Zolinsky y llegó desde Las Cruces, señaló que era una gran oportunidad para honrar a Anaya, "un gran maestro lleno de vida y uno de los escritores chicanos más talentosos del mundo". La autora también le envió un mensaje a éste quien no pudo estar presente en el evento. "Rudy, te amamos y te agradecemos esta obra maestra de creatividad y espíritu. Muchísimas gracias". Después de ver la película, la audiencia mostró su aprobación con un gran aplauso. "Es una película impactante", señaló Lily Limón maestra jubilada. "Maravillosas lecciones de vida por parte de la cultura chicana", agregó.

María Cortés González puede ser contactada en mcortes@elpasotimes.com