Click photo to enlarge
Los trabajos de construccion del puente Tornillo-Guadalupe continuan en el lado americano. En Mexico, los trabajos no avanzan de la misma manera.
EL PASO.- El condado de El Paso podría terminar con un puente internacional de 133 millones de dólares que conduce a ninguna parte, a menos que México empiece a mostrar evidencias de que planea construir su parte del mismo.

El trabajo en la parte estadounidense del puente Fabens-Caseta está avanzando rápidamente, pero no sucede lo mismo en el lado mexicano.

Funcionarios del condado dijeron que están satisfechos con los planes del vecino país para el puente, aunque no tenían idea para cuándo empezarán su parte.

"Nosotros continuamos con la parte que nos corresponde", dijo la comisionada del condado Ana Perez. "México y los Estados Unidos han intercambiado notas diplomáticas con respecto al puente y México se ha comprometido a construir, pero no estamos al tanto de su calendarización".

Inicialmente, funcionarios mexicanos dijeron que el presidente Felipe Calderón quería inaugurar el puente en Guadalupe, Chihuahua. Calderón termina su mandato el 30 de noviembre.

El lunes, los comisionados del condado recibirán un informe de los trabajaos por parte del director de carrreteras y puentes del condado, Ernie Carrizal.

"Todo esta yendo como estaba planeado en nuestra parte", dijo Carrizal.

El nuevo puente fronterizo de cuota consistirá de seis carriles comerciales y no comerciales. La construcción del lado mexicano estaba estimada en 26.7 millones de dólares. Además de la parte que esta construyendo el condado, el gobierno federal esta construyendo una estación de cruce de 117 acres en el lado Americano. Esta sería la más grande instalación de su tipo en toda la nación.

Roy Gilyard, director ejecutivo de la Organización de Planificación Metropolitana dijo confiar en que el gobierno mexicano hará la parte que le corresponde.

"No vamos a tener un puente que lleve a ningún sitio", dijo Gilyard. "Entiendo que porque va a llegar un nuevo presidente, no pasará mucho hasta que la nueva administración empiece a trabajar, pero creo que ellos seguirán con el proyecto".

El gobierno de Ciudad Juárez ha incluido el puente Tornillo-Guadalupe en el borrador de cruces fronterizos que será incorporado a un plan maestro para la región fronteriza El Paso-Juárez.

Ningún funcionario del gobierno federal mexicano involucrado en el proyecto estuvo disponible para comentar al respecto.

Uno de los temas sin resolver durante la administración de Calderón es si quién tendrá el control sobre el nuevo puente internacional en el lado mexicano, si el gobierrno de Chihuahua o el gobierno federal.

Funcionarios del condado envisionaron el proyecto hace 18 años como una manera de impulsar la decaída economía del Lower Valley. Al paso de los años, diferentes funcionarios han ayudado a que el proyecto avance.

El puente esta ubicado en el distrito representado por la comisionada del condado Tania Chozet, quien supervisará el proyecto para el condado después de que Perez entregue el trabajo en dos semanas.

"Asistí a una reunión de varias agencias en mayo, donde hubo representantes del gobierno Mexicano, quienes nos dijeron que debido a que el condado es una entidad local, ellos lidiarian con el Departamento de Estado", dijo Chozet. "Nos han asegurado que ellos construirán su parte del puente una vez que el condado finalice la suya. Y eso es todo lo que podemos esperar".

Chozet dijo que el condado espera finalizar el puente antes de que termine el año. El condado cobrará por el puente, pero los detalles de cómo se hará todavía no se definen.

Aún si el puente se termina, hay preguntas sobre cuánto tráfico comercial generará dado el costo de la gasolina y la inseguridad en el Valle de Juárez, el cual está al otro lado de la región Tornillo-Fabens.

Stephanie Caviness, presidente de la Asociación de Comercio Exterior, dijo que las maquiladoras no han comprado totalmente la idea del puente Tornillo-Guadalupe.

"Puede ser algo ya hecho, pero los líderes de la industria están preocupados porque no sienten que el puente no está en el lugar adecuado", dijo Caviness. "Necesitamos más puertos de entrada para servir a la industria, pero los necesitamos donde tenga sentido".

El nuevo puente Tornillo-Guadalupe esta unas 30 millas al este del centro de El Paso. Una vez terminado reemplazará los dos carriles del puente Fabens-Caseta que fue construido en 1938.

Diana Washington Valdez may be reached at dvaldez@elpasotimes.com; 546-6140.