Infantes de marina mexicanos flanquean a Jorge Eduardo Costilla Sánchez durante su presentación al público en la Ciudad de México el 13 de septiembre del
Infantes de marina mexicanos flanquean a Jorge Eduardo Costilla Sánchez durante su presentación al público en la Ciudad de México el 13 de septiembre del 2012. Costilla es el supuesto líder del Cartel del Golfo del narcotráfico (AP Foto/Dario Lopez-Mills) (Dario Lopez-Mills)
MEXICO (AP) Un supuesto líder del Cártel del Golfo, que controla algunas de las rutas más valiosas y violentamente disputadas del narcotráfico a lo largo de la frontera con Estados Unidos, fue arrestado por infantes de marina mexicanos y presentado el jueves al público.

La captura de Jorge Eduardo Costilla Sánchez podría provocar un vacío de poder e intensificar una guerra territorial al sur de Texas, en el noreste de México, una región que ha sido escenario de algunos de los peores hechos de violencia en la guerra de seis años entre las fuerzas de seguridad y cárteles rivales.

El almirante José Luis Vergara, vocero de la armada, dijo que el detenido el miércoles en el puerto de Tampico era el capo conocido como "El Coss".

Uno de los hombres más buscados en México, Castillo, de 41 años, es acusado en Estados Unidos de narcotráfico y de amenazar a funcionarios de seguridad estadounidenses. Las autoridades norteamericanas ofrecieron cinco millones de dólares por las informaciones que permitieran su arresto.

"José Eduardo Costilla Sánchez estaba al frente del cártel del Golfo, considerada la segunda organización delictiva más poderosa del país. Sigiloso, 'El Coss' superó las divisiones internas y dirigía violentos enfrentamientos en Tamaulipas y Nuevo León contra sus antiguos aliados, los Zetas", afirmó el portavoz.

El sospechoso, con chaleco antibalas, fue presentado junto a cinco guardaespaldas, algunos de ellos con ropa militar similar a la de los infantes de marina que los custodiaban. La armada también exhibió decenas de armas, algunas pistolas que parecían lucir joyas incrustadas y varios relojes costosos. Costilla sacudió la cabeza cuando se le preguntó si tenía algo que decir y si tenía abogado.

Vergara dijo que cinco guardaespaldas fueron arrestados el miércoles por la mañana en río Bravo, estado de Tamaulipas. Cinco huyeron cuando los marinos intentaron arrestarlos en Tampico, y la persecución condujo a las autoridades hasta la guarida del Coss, agregó.

El Cártel del Golfo, con sede en Matamoros, fue una vez uno de los más poderosos en México. Aunque en los últimos años se ha debilitado mucho en batallas con otros hampones y con las fuerzas de seguridad, contrabandeó y distribuyó toneladas de cocaína, metanfentamina, heroína y marihuana en Estados Unidos bajo el liderazgo de la familia Cárdenas Guillén, hermanos que fueron asumiendo el control de la banda a medida que sus otros hermanos eran capturados o muertos.

Costilla nació en Matamoros. Trabajó durante varios años como policía local antes de incorporarse al Cártel del Golfo en la década de 1990 y después asumió como lugarteniente del entonces líder Osiel Cárdenas Guillén.

Después que Cárdenas Guillén fue arrestado en 2003 y quedó preso en Estados Unidos, las autoridades dijeron que Costilla se unió al hermano del capo, Ezequiel, en la conducción del cártel. El tumulto en la cúpula hizo que el poderoso Cártel de Sinaloa se expandiera desde su base en el Pacífico y lanzara una guerra por el control de Nuevo Laredo, el cruce de mayor movimiento entre Estados Unidos y México.

El Golfo ganó la lucha, respaldado por una banda de asesinos reclutados de las fuerzas especiales militares mexicanas. Envalentonados por su éxito en controlar Nuevo Laredo, los ex militares conocidos como los Zetas empezaron a afirmar su independencia y se separaron del Cártel del Golfo en 2010 después del asesinato de un miembro de los Zetas en la ciudad de Reynosa, que se cree fue ordenado por Costilla.

La lucha entre los antiguos aliados transformó el noreste de México en una zona de guerra y escenario de atrocidades que incluyeron decapitaciones y cadáveres colgando de puentes.

Ezequiel Cárdenas era el líder nominal del cártel hasta que murió en noviembre del 2010 en un tiroteo con infantes de marina mexicanos en Matamoros. Las autoridades creen que Costilla manejaba las actividades del cártel pero mantenía una presencia discreta.

Su eliminación en la estructura del cártel podría abrir espacios para Sinaloa o los Zetas, que se han convertido en los cárteles dominantes, con el fin de dominar las rutas del contrabando que se supone incluyen las ciudades fronterizas de Reynosa y Matamoros y el puerto de Tampico.