Aunque oficialmente se dio a conocer que el operativo en antros de la zona del Pronaf, fue para buscar vehículos robados, personas con órdenes de arresto pendiente y jovencitas desaparecidas, trascendió ayer que el objetivo principal de esta inusual movilización policiaca fue tratar de detener a El Miguelito , líder de una banda de trata de mujeres.

El sujeto permanece prófugo luego de que el pasado viernes, dos de sus cómplices fueron detenidos mediante un operativo en la zona suroriente de la ciudad, a raíz del secuestro de una jovencita, a fin de obligar a su hermana a que regresara al grupo de prostitución de más de 30 mujeres que controlaba Adrián Roldán de la Cruz, alias El Miguelito.

El operativo en el que participaron más de 50 agentes estatales tomó por sorpresa a los jóvenes que cada fin de semana visitan los distintos centros de diversión ubicados en la zona del Pronaf, quienes a través de Facebook y Twiter denunciaron un trato despótico por parte de los agentes estatales.

El vocero de la Fiscalía Estatal en la Zona Norte, Arturo Sandoval Figón, informó ayer que se trató de un operativo sorpresa en el que no hubo personas detenidas pero que tiene por objeto inhibir actos delictivos en este tipo de establecimientos.

De manera extraoficial se dio a conocer que la intención de los policías estatales era detener a un asiduo cliente de uno de estos establecimientos.

El Miguelito es buscado desde la noche del pasado 5 de septiembre cuando en complicidad con una pareja, levantaron de su domicilio a una mujer, para obligar a su hermana a que regresara con él y siguiera trabajando en el grupo de prostitución que encabezaba.

Los agentes de la Fiscalía, lograron únicamente la detención de Jesús Hernández Martínez y Perla Ivette Hernández Coronado, quienes fueron los cuidadores de la víctima quien a sólo unas horas de haber sido cautiva, logró escapar en un descuido de la pareja.

El informe de la Fiscalía, señala que Jesús Hernández Martínez, manifestó que su función en el grupo era trasladar en su vehículo particular, un auto Malibu, a las jóvenes para que se prostituyeran en hoteles, bares o domicilios particulares.

Las jóvenes ofrecían sus servicios a través de anuncios clasificados en un periódico vespertino local.

Liberan a dueño de bar

El dueño del bar Establo Los Lobos, que fue detenido por municipales, acusado de sostener relaciones sexuales con una menor de edad a quien tenía atada con una cadena, aparentemente quedó en libertad a sólo unas horas de su arresto al igual que sus empleados.

A través de un comunicado oficial, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, informó el pasado sábado de la detención de Jesús Manuel Cortés Contreras, de 66 años de edad, así como cuatro de sus empleados identificados como Alejandro Jiménez Sánchez, de 18 años; José Javier Arreola, de 42; Óscar Mauricio Flores, de 29 y Francisco Javier Leal Campos, de 68 años de edad.

Según el comunicado el propietario del bar, ubicado en avenida Tecnológico y Pedro Meneses Hoyos, fue sorprendido al sostener relaciones sexuales con una jovencita en la bodega del negocio.

La menor de 17 años de edad, se hallaba atada de pies y manos con una cadena y cables eléctricos, además de que presentaba aliento alcohólico , refiere el comunicado.

Al dueño del establecimiento se le encontró además una arma de fuego tipo revólver, calibre .22, un envoltorio de polietileno con mariguana y 20 pastillas psicotrópicas.

Personal de la Fiscalía del Estado, señaló que aunque había indicios para que esa autoridad recibiera la consignación, en ningún momento se recibió a los detenidos por lo que se cree que el caso fue turnado a la Procuraduría General de la República (PGR).